martes, 2 de mayo de 2017

Dígame que bombilla tiene y le diré el casquillo que necesita

El casquillo es la parte de la bombilla que encaja dentro del portalámparas. Es la pieza que permite conectar la bombilla con el circuito eléctrico. Existe una amplia selección en función de los diferentes tipos de bombillas.
Las claves

Tenemos que saber el casquillo de nuestra iluminaria (lámpara, foco, aplique…) para poder elegir la bombilla que encaje correctamente.

Los más comunes son el E27 (casquillo gordo), E14 (casquillo fino) y los GU10 y GU5.3 (para focos empotrables con y sin transformador, respectivamente).

El casquillo de una iluminaria es una parte muy importante de ella. Permite el paso de la electricidad a la bombilla y, así, poder encenderla. Por eso, cuando quiera sustituir una bombilla, debe fijarse en el tipo de casquillo que requiere el portalámparas.
Existen diferentes tipos de casquillos. Los más comunes son los siguientes:
• El casquillo E27 es el casquillo de tipo grueso. Es uno de los más utilizados en la mayoría de las luminarias, sobre todo, en lámparas de colgar, lámparas de sobremesa, plafones de techo, apliques de pared...
• El casquillo E14 es el casquillo fino. Su uso es muy común en lámparas (tipo araña, con bombillas vela), en lámparas de sobremesa, en ventiladores de techo, apliques...
• El casquillo GU 10 sirve para usar en focos sin transformador. Se instala con clemas, pero para conectarlo es necesario un leve giro a la derecha para que encaje. Por ejemplo, su uso es muy utilizado en focos empotrables, series de focos y rieles.
• El casquillo GU 5.3 sirve para usar en focos con transformador. Se instala con clemas, simplemente por presión. Su uso es muy habitual en focos empotrables y series de focos.
• El casquillo R7S se usa frecuentemente en lámparas de pie (de salón), proyectores de exterior y lámparas de pie...
• El casquillo G9 se suele usar en lámparas de colgar, apliques y plafones.
• El casquillo G4, como el anterior, se usa en lámparas de colgar, apliques y plafones.
Asimismo, existen casquillos especiales que permiten la adaptación de una bombilla que ya tenga para otro tipo de casquillo. Por ejemplo, existen casquillos reductores que para pasar de un casquillo E27 a otro que sea E14.
Otro ejemplo es el adaptador para que un pasar de un casquillo E27 a uno GU10. 

Instalación

- Hay casquillos que se colocan mediante rosca. En este caso si quiere conectarla tiene que girar a la derecha; mientras que si quiere desconectarla tiene que girar a la izquierda.

- Hay casquillos que se colocan mediante clemas, es decir, solo hace falta presionar. Dentro de este tipo de casquillos existen los comunes que solo se presionan y también existen otros que hay que insertar y girar levemente hacia la derecha para que se enganchen –es el caso de los casquillos GU10-.

El casquillo que necesita

Para que sepa qué casquillo elegir, debe leer el envase del producto. Por lo general, el tipo de casquillo viene indicado por una letra y un número:

- La letra indica el tipo de rosca.

- Los números indican el diámetro.

- En algunos casos después del número también viene otra letra que se refiere al número de contactos de bombilla. Puede ser S (se refiere a contacto sencillo); D (contacto doble); Q (contacto cuádruple).

Tipos de bombillas que se pueden usar dependiendo del casquillo

Los casquillos E27 suelen ponerse con bombillas de tipo globo, esférico, espiral, de tubo y estándar.

Los casquillos E14 suelen ponerse con bombillas de tipo vela, esférico y espiral. 

Vía: Leroy Merlin