martes, 14 de marzo de 2017

Casa y estudio de jardín rehabilitados en Londres, de Studio MacLean

El estudio británico Studio MacLean está detrás de éste proyecto de remodelación llevado a cabo en una casa de 371 metros cuadrados, en el oeste de Londres. La familia buscaba actualizar su vivienda, así como el estudio del jardín, con acabados simples, limpios y atemporales, para vivir en ella muchos años. De este modo y con la intención de crear una sensación de continuidad, se ha repetido la misma secuencia cromática en toda la superficie.
El parquet de roble colocado en zig-zag contrasta con el blanco con el que han pintado paredes, ventanas, chimenea y vigas, así como con la madera de cerezo. Para enfatizar las puertas, la baranda de la escalera y las lámparas, se ha empleado el negro. El punto de sofisticación lo pone el mármol, utilizado en dosis pequeñas, pero precisas. La cocina abierta destaca por sus muebles de cerezo con encimeras y fregadero de mármol, hechos a medida. Al frente, un práctico comedor con vistas al jardín y mucha luz natural está presidido por una mesa blanca combinada con sillas moteadas de aire vintage. En uno de los cabeceros, una gran vitrina de madera y cristal expone el menaje de cocina.
El salón presume de muebles sencillos en materiales como el cuero, la madera o el vidrio ahumado, todo en una gama muy sobria. El juego bicolor también está presente en los baños, donde la carpintería metálica y otros detalles en negro destacan frente al blanco mate de los azulejos y el lavabo de mármol. El único punto colorido aparece en la habitación infantil, en la que la cama –con una divertida colcha– aprovecha la estructura de madera a modo de tatami. Este diseño optimiza el espacio y permite tener almacenamiento extra por un lado y una tupida moqueta ideal para el juego.
Para el compacto estudio del jardín se ha seguido la misma línea, pintando los tablones de la pared, el techo y sus vigas en blanco, como telón de fondo. En el nivel inferior, un sencillo daybed da la bienvenida, mientras en el superior, un escritorio da paso a la habitación de invitados.

Para más información visiten: Studio Maclean