martes, 6 de diciembre de 2016

Edward Wormley (Illinois, 1907 - Conneticut, 1995)

(Illinois, 1907 – Conneticut, 1995) Edward Wormley, diseñador americano de mueble modernista procedente de familia humilde, sintió su pasión por el diseño interior ya desde muy joven, pues mientras estudiaba secundaria en Rochelle (Illinois) ya cursaba por correspondencia un curso de interiorismo en la Escuela de Diseño de Interiores de Nueva York y posteriormente continuó formándose brevemente en el Instituto de Arte de Chicago hasta que se le acabaron los fondos.

Tras realizar un viaje por Europa donde pudo conocer a Le Corbusier y Émile-Jacques Ruhlmann, y teniendo que abandonar sus estudios por su situación económica, comenzó a trabajar como diseñador de interiores en la tienda Marchall Fields & Company (Chicago). Ocuparía este puesto de trabajo hasta 1930, un año después, para entrar a trabajar en Dunbar de Berne, Indiana, una empresa de muebles en la que en poco tiempo pasó a ser director de diseño.

En Dunbar se encargó de modernizar la línea de muebles incorporando innovaciones en los diseños tradicionales. Además diseñó también iluminación, telas, alfombras y entorno a 150 piezas de mobiliario que mezclaban el diseño tradicional con toques modernos. En este tiempo supo incorporar a sus diseños un estilo europeo e innovaciones escandinavas y aunque siempre captó la esencia del modernismo, nunca quiso limitarse a un solo movimiento o ideología. Se ocupó de esta empresa durante 40 años hasta que en 1970 fue vendida.

El trabajo de Edward Wormley se ha expuesto en numerosos museos e instituciones como en el Museo de Arte Moderno de Nueva York en 1950, en la XII Trienal de Milán en el año 1964 y en el Museo de Arte de Filadelfia en 1983. Además, fue honrado con la Distinción de la Sociedad Americana Interior (1982) y con el premio Diseñador Distinguido de la Sociedad Americana de Diseñadores de Muebles (1986). Entre sus piezas más conocidas, la tumbona o chaiselounge Listen to me, el sofá Gabrielle Wing, la mesa Dahlia o la butaca Sofía.

Vía: Decofilia