martes, 29 de noviembre de 2016

Toldos vela para la decoración de terrazas y jardines

Si está pasando el verano en una zona donde el sol aprieta, seguramente lo esté sobrellevando a cobijo de una buena sombra. Probablemente proporcionada por alguno de los tipos de toldos para terrazas.
En esta ocasión nos vamos a concentrar de forma más detallada en uno de ellos, los denominados toldos de vela. Son los que aportan más diseño y un toque diferente a lo que estamos acostumbrados a ver.
Estos toldos se distinguen por tener la tela de forma plana y prácticamente paralela al suelo (de forma similar a los toldos planos) y por estar sujetos por los extremos, bien con unos postes (que pueden ser verticales o ligeramente inclinados), bien a pared, con una combinación de ambos o incluso con formato de sombrilla. Varios estilos que serán útiles según sean las características de la zona donde haya que instalarlo.
Otro de los aspectos que caracterizan a estos toldos es el formato de las telas: las hay cuadradas, rectangulares y triangulares y lo más llamativo es que los extremos pueden tener diferentes alturas, creando curiosos juegos que además de aportarnos sombra a nuestra terraza o jardín, le aportan una bonita decoración.
También existen sistemas que permiten enrollar la vela de igual modo que se hace en los veleros. Cuentan con un motor eléctrico que se encarga de aportar tensión a la tela. Además, suelen tener incorporado un detector de viento que, a una determinada velocidad de éste hace que la vela se recoja automáticamente. De este modo se puede evitar que el toldo se estropee cuando el viento sopla fuerte.
En cuanto a colores, las telas de estos toldos generalmente suelen ser blancas, como en los barcos (si tiene una terraza con vistas al mar, un toldo vela blanco le dará un toque aún más marino), aunque también es posible encontrarlas en otros colores, lo cual es muy práctico para adaptarlos a la decoración que hayamos pensado para el exterior de la casa o restaurante.
Vía: Decofilia