domingo, 6 de noviembre de 2016

La Caja de Luz por Esculpir el Aire

Experiencia de un recorrido inducido

El diseño de un nuevo espacio interior entendido como escenario para la acción, de perspectiva forzada, donde los visitantes caminan por sus adentros convertidos en movimiento inconsciente hacia adelante: la materialización de un recorrido inducido.

La Caja de Luz es un lugar de encuentros lumínico, diseñado con la clara voluntad de direccionar a los usuarios hacia el interior de la última habitación como si de una sutil red de pesca se tratase. Las líneas trazadas establecen un recorrido, utilizando la confluencia de la percepción visual y háptica, a través del conjunto, provocando la aparición de movimiento físico de desplazamiento: el mueble de recepción doblado, la curva del falso techo desde izquierda hacia derecha, el muro derecho que se pliega hacia la izquierda, las 3 superficies de vidrio que avanzan reduciendo su anchura según se aproxima a ellos...

Color blanco: Símbolo de limpieza conceptual. Constituye una profunda investigación sobre los infinitos matices del blanco y de sus diferentes texturas (porcelana satinada, pintura lisa mate, DM lacado satinado-brillante, luz blanca de Led, luz blanca de fluorescencia).

Iluminación artificial: La ruptura de las esquinas entre los distintos planos era necesario llevarla a cabo con la precisión de una disección láser.
Mobiliario: El mobiliario fijo se ha diseñado utilizando DM, que luego se lacó en color blanco, adaptado a los requisitos propios de la actividad.

Para más información visiten: Esculpir el Aire