viernes, 25 de noviembre de 2016

Decoración navideña en blanco y rojo

La Navidad está a la vuelta de la esquina, así que ya va siendo hora de que comience a pensar en la decoración de su hogar para esta época del año tan esperada por la mayoría. Es más, si quiere, ya puede empezar a colocar adornos por todos los rincones de su vivienda. Eso sí, le recomendamos que antes de nada piense bien en qué estilo navideño quiere que prime su casa: tradicional, moderno, nórdico, natural, clásico… Una vez lo tenga claro, también le aconsejamos que decida cuáles serán los colores protagonistas. La mejor opción es decantarse por una decoración bicolor.
Son muchas las combinaciones cromáticas que puede escoger a la hora de decorar su hogar para la Navidad, pero hoy queremos hablarle de una de las más clásicas. Nos estamos refiriendo al binomio blanco-rojo, que puede dar grandes resultados, como podrá comprobar usted mismo echándole un vistazo a las imágenes que le mostramos. Hoy le damos algunos consejos e ideas para utilizar estos dos colores en la decoración navideña de su hogar.

Un contraste muy atractivo

Desde hace ya muchos años, la decoración navideña en blanco y rojo es tendencia, algo que no nos extraña en absoluto, ya que el contraste que crea la combinación de ambos colores es realmente atractiva. Además, ambos colores son típicos de esta época del año. Lo que debe tener en cuenta es que mientras que el blanco está relacionado con la pureza y amplía los espacios visualmente, el rojo es el color de la pasión. Por supuesto, estos dos colores combinan perfectamente entre sí.

Ideal para casas donde predomina el blanco

Si en su casa el blanco es el color predominante, una excelente idea de cara a la Navidad es apostar por adornos en color rojo. De hecho, en este caso no tendrá que invertir en decoraciones blancas, ya que este color estará presente en paredes y piezas de mobiliario. En cambio, si en su casa predominan otras tonalidades, deberá escoger elementos decorativos en ambos colores.

Un árbol blanco

Una excelente idea para lograr una Navidad en blanco y rojo es comprar un árbol blanco y decorarlo con adornos teñidos del color más pasional. Lo bueno es que los árboles en este tono se han vuelto tan populares que podrá conseguirlos de forma sencilla y a precios económicos. Es más, algunas tiendas los venden ya decorados. Si su árbol es clásico, puede llenarlo de nieve artificial y luego añadir adornos rojos. Por supuesto, también es una excelente idea llenar el suelo que rodea al árbol de paquetes envueltos en papel y lazos de estos preciosos colores. Y aunque sean menos comunes, también podrá encontrar árboles rojos.

Una mesa en blanco y rojo

Si esta Navidad va a organizar comidas y cenas familiares en su hogar, no dude en decorar la mesa en blanco y rojo. Así, por ejemplo, puede cubrir la mesa con un mantel rojo y colocar salvamanteles en blanco. Si va a prescindir de los salvamanteles, puede optar directamente por una vajilla en blanco que, por supuesto, puede tener detalles en rojo. También puede hacerlo a la inversa, es decir, escoger un mantel blanco y apostar por vajilla, cubertería y cristalería en rojo. Por supuesto, en el mercado encontrará todo tipo de servilletas de papel en blanco y rojo. Muchas de ellas, al igual que los manteles, cuentan con dibujos típicos de la Navidad: renos, árboles, copos de nieve...

Vía: Decofilia