sábado, 25 de junio de 2016

Los mejores consejos para decorar con acuarios


Tener un acuario en casa es una forma de abrir una ventana al mar, a la naturaleza, a la vida. Sobre todo para los amantes de los peces, pero también para el resto, estas peceras pueden transmitir gran belleza y una increíble sensación de serenidad y paz. Hoy le contamos algunas cosas que debe saber si decide decorar con acuarios su casa.

Hay pocas cosas más hipnóticas que mirar con atención cómo nadan los peces, cómo se deslizan entre las plantas que decoran su pecera con majestuosidad… Si quiere disfrutar a diario de esta visión, entonces tendrá que descubrir las muchas posibilidades que ofrece decorar con acuarios.
Un acuario es un recipiente de cristal dotado de estanqueidad (es decir, que está a prueba de fugas de agua) en el que se reproduce (dentro de lo que cabe) el ecosistema marino. Es una forma de poder tener en casa plantas y animales que de otra manera nos sería imposible poder cuidar.

Las claves para decorar con acuarios
Que los acuarios pueden ser espacios muy bellos está lejos de toda duda. Sin embargo, antes de comprar uno a lo loco, merece la pena pararse a pensar cuáles son las condiciones más apropiadas para tenerlo en nuestra casa.

No debemos caer en el error de pensar que cualquier sitio es bueno para nuestro acuario, porque no es así. Por eso, y aunque le parezcan preciosos, no ponga un acuario en su salón a no ser que tenga las condiciones necesarias para hacerlo. Le contamos cuáles son.

¿Dónde ponerlo?
De todas las decisiones que tendrá que tomar si quiere tener un acuario de peces en casa, su ubicación será una de las más importantes. No es buena idea comprar un acuario sin pensar y después ponerlo en cualquier parte.

Para empezar, un acuario necesita algunas instalaciones y mecanismos para que su mantenimiento sea correcto. Y también para garantizar las buenas condiciones de vida de los peces, que han de tener el agua a una temperatura determinada. También las condiciones de limpieza del acuario han de ser adecuadas.
Por otra parte, hay algunas tareas que han de hacerse a mano, por lo que el acuario (sobre todo si es de un tamaño considerable) ha de proporcionar un acceso fácil y cómodo. Tenga en cuenta que de vez en cuando tendrá que cambiar el agua o sustituir los filtros. Por eso no debe ponerlo en un lugar al que después no pueda acceder fácilmente. Eso sin contar que tendrá que alimentar a los peces a diario.
Tampoco es buena idea colocar el acuario demasiado cerca de una ventana o en un lugar en el que haya muchas corrientes de aire. Un exceso de luz podría provocar la aparición de antiestéticas algas. Y las corrientes podrían ser muy perjudiciales para los peces, si hacen que la temperatura del agua cambie.

¿Cuál es el mejor para mí?
Los acuarios son elementos muy decorativos. Lo importante es saber elegir el más adecuado en cada caso. Por ejemplo, si no tiene mucho espacio en su salón, no conviene elegir un acuario demasiado grande. Sin embargo, hay modelos de pequeñas dimensiones que pueden quedar genial en su casa.

Estos son los más adecuados si su presupuesto es limitado. No olvide que tener un acuario no es algo precisamente barato. En estos casos, una bonita pecera con espacio para un pez o dos y algunas plantas decorativas puede ser suficiente.

Algunas ideas geniales

Hay muchas formas de decorar con acuarios. Si tiene un salón muy grande puede colocarlo sobre un soporte a media altura (como una estantería, por ejemplo) y utilizarlo como separador de espacios.
Otra ubicación que hemos visto y que nos encanta es colocar el acuario en la cocina, bajo la encimera. En este caso el acuario ha de tener unas dimensiones importantes (como la cocina) para que el efecto sea realmente espectacular.

También nos encantan los acuarios que van introducidos en la pared, como si de un bello cuadro marino se tratase. Eso sí, para ponerlo de esta manera y acertar de pleno hay que tener en cuenta algunas recomendaciones: el acuario ha de contar con la iluminación adecuada. Además, ha de prever de qué forma podrá acceder al interior cuando lo necesite.

De cualquiera de estas maneras el acuario se convertirá en el punto focal de la decoración del espacio. Y, ante esto, tendrá que cuidar el resto del interiorismo no recargando el ambiente. Como los acuarios grandes ya tienen suficiente potencia decorativa, lo mejor es incluirlos en ambientes muy sencillos de corte minimalista y moderno. Apueste por colores neutros y luminosos. Le ayudarán a resaltar la belleza y colorido del agua y los peces.

Si tiene en cuenta estas ideas y las pone en práctica, logrará decorar con acuarios su casa de una forma muy especial.