lunes, 7 de diciembre de 2015

Grecia sigue existiendo. Bistró La Maison du Grec.

Grecia sigue siendo noticia… Por suerte también en diseño. Sí, hay nuevos sitios que abren sus puertas en Atenas, entre ellos este magnífico bistró que reúne lo mejor de la gastronomía del país del Peloponeso, con la firma de Minas Kosmidis:La Maison du Grec.



Ingredientes frescos del Mediterráneo, unido a una innovadora forma de producción, para crear el nuevo place to be del barrio ateniense de Kifisia, en el que degustar una buena comida tradicional pero también un café o una copa según la hora del día… Por lo que Kosmidis y su equipo de Architecture in Concept han buscado dotar al lugar de una identidad potente que diera idea de un nuevo bar y restaurante exclusivo, único, especial en definitiva.

La clave ha sido un ambiente agradable en un interior que podríamos calificar como complejo. El espacio se desarrolla en dos niveles, estando las funciones principales en el primero mientras que en la parte de arriba se mantienen unas cuantas mesas para reuniones más privadas.

El patio interior en la parte trasera es una agradable sorpresa para el visitante, al descubrir un lugar aislado y alejado de la perturbación y el movimiento de los coches. Es también una fuente de inspiración para la idea central de diseño: en las antiguas casas atenienses con patios interiores y las viejas mansiones de Kifisia eran un punto de referencia con una decoración muy característica.

La decoración interior tiene reminiscencias clásicas, manteniendo materiales como yeso, mármol y metal a la manera tradicional, pero sin renegociar con el estilo de vida moderno. Es por tanto un rediseño de objetos y formas del pasado desde una óptica contemporánea, haciendo un guiño a la ‘recuperación de la gloria perdida’. Un tema espinoso en la malograda Grecia.

Pero el resultado del local es brillante, y en él se puede disfrutar con algo de melancolía de la estética tradicional del país que es cuna de nuestra civilización; todo un placer para los sentidos.

Para más información visiten: Minas Kosmidis
Vía: diarioDESIGN