viernes, 5 de diciembre de 2014

Oficinas minimalistas en blanco y negro, diseñadas por Humà Design

Situadas en el ático del número 333 de la calle Chabanel, en Montreal, las nuevas oficinas de la firma Ssense ocupan toda una planta de una antigua fábrica textil y transforman el espacio en una moderna oficina, estudio y almacén. Creativa y vanguardista en el sector de la venta online de ropa, zapatos y bolsos, Ssense buscaba algo que pudiera ser vanguardista, contemporáneo y lujoso.


El estudio Humà Design + architecture diseñó un espacio que reflejara la personalidad de la empresa, funcional, transparente y minimalista. Los nuevos y refinados materiales actúan en contraste con la caja industrial que los contiene. Inspirados por la imagen gráfica de la firma, los diseñadores han creado un ambiente minimalista en blanco y negro como fondo del trabajo cotidiano.
El techo, las paredes, la estructura vista de las columnas e, incluso, las tuberías oxidadas se mantuvieron intactas como telón de fondo de la nueva visión arquitectura. El espíritu del proyecto radica, precisamente, en este vínculo entre el pasado y el futuro. El concepto se amplifica en las conexiones y en los detalles que unen los nuevos elementos arquitectónicos a la estructura original del edificio y el alma del lugar.
La planta comprende dos zonas diferenciadas. En el lado este, se encuentran los espacios comunes (una gran cocina, una zona de juego, una serie de mesas de refectorio y espacios de relax. En el oeste, un amplio espacio abierto suficiente para albergar un centenar de empleados, hay dispuestas una docena de mesas de trabajo de 3,65 m2 de longitud.
Para más información visiten: SsenseHumà Design