martes, 18 de noviembre de 2014

Casa de 4 plantas en Nueva York

Hay quien piensa que la actividad frenética de una gran ciudad es incompatible con la vida en familia: edificios altos y estrechos donde los pisos son cada vez más pequeños, los niños no cuentan con espacios propios para jugar o estudiar, las zonas verdes escasean… pero ¿y si se tratara de una casa de 4 plantas? El estudio de Ben Hansen Architect se encargó de proyectar esta vivienda, ubicada en Brooklyn, Nueva York, pensando en las necesidades de una familia. Los propietarios querían disfrutar de una casa con espacios abiertos, donde fluyera la vida en familia, pero también donde cada uno tuviera su “territorio”. ¡Un lujo!
La clave está en pensar una distribución a lo alto, donde todas las alturas de la vivienda son susceptibles de convertirse en estancias comunes o privadas. En esta casa neoyorquina, la primera planta se destinó a crear un amplio salón con comedor y cocina abierta. Se trata de un espacio multifuncional, com ambientes perfectamente comunicados, para que mientras uno ve la tele, otro está cocinando.
La cocina es un espacio abierto, muy luminoso, que cuenta con acceso al patio delantero. Además de una zona de comedor para las comidas o cenas en familia, cuenta con una isla central y tres taburetes, muy práctica para los desayunos pero también para acompañar al que cocina o disfrutar de un agradable aperitivo.
Las escaleras de la cocina conducen al patio delantero, donde se creó una agradable zona de estar. Desde aquí, a través de unas puertas correderas de vidrio, se llega al sótano, que se aprovechó para montar una estupenda habitación de juegos.
El dormitorio principal, que cuenta con su propio cuarto de baño, se decoró en tonos blancos y azules para atraer la luz; mientras que el suelo se cubrió de madera para conjurar la calidez. El baño es un espacio amplio, elegante y muy luminoso que invita a disfrutar de momentos de relajación y bienestar.
La segunda planta de la vivienda se reservó para los niños, con sus dormitorios y un cuarto de baño. El arquitecto proyectó estancias cómodas y desahogadas destinadas exclusivamente como zonas de descanso, pues tanto el cuarto de estudio como la sala de juegos están en habitaciones independientes.
Estos planos muestran las distribuciones del sótano y de la planta baja. En el sótano se creó un trastero (1) y una zona de almacenamiento (2). En la planta baja, encontramos un patio delantero (3); un dormitorio (4); un cuarto de baño (5), una sala de juegos (6), otra de lectura (7) y un vestíbulo (8).
La primera planta se destinó a las zonas comunes, con una zona de biblioteca (10), el salón (11) con comedor (12), la cocina abierta (13) y un balcón (14). En la segunda están las habitaciones de los niños (1 y 4) con un baño (2) y un cuarto de estudio (5). Además, se creó un cuarto de lavado (3).
La tercera planta se reservó para ubicar el dormitorio principal (8) con vestidor (7) y cuarto de baño (6). La zona de descanso comunica con una pequeña terraza urbana (9). Por último, la cuarta altura es la cubierta y azotea.

Para más información visiten: Ben Hansen Architect 
Vía: Decoratrix