lunes, 28 de mayo de 2018

Madera Sapelly

PROCEDENCIA

El sapelly, también conocido como sapelli o abebay, es un árbol que proviene del África tropical. Concretamente se cría en Uganda, Camerún, República Centroafricana, Zaire, Ghana, Nigeria, Togo y Sierra Leona.

COLOR

La madera sapelly tiene un aspecto similar a la del nogal, pero con un color más rosado, rojizo o púrpura que con el tiempo tiende a oscurecerse.

TEXTURA

La madera sapelly es una madera dura y semipesada. Su fibra es entrelazada y a veces veteada, mientras que su grano es fino y de poro pequeño.

DURABILIDAD

Precisamente la característica que más se aprecia de la madera sapelly es su resistencia a la putrefacción y la durabilidad de su material ante el clima, aunque sí es susceptible de ser atacada por insectos.

CARACTERÍSTICAS

La madera sapelly es una especie vulnerable en los últimos años, ya que su especie originaria ha sufrido una reducción de más del 20% de su masa forestal durante las últimas generaciones. Se trabaja bien aunque hay que insistir en su cepillado para retirar astillas o pulir deformaciones derivadas de la dureza del material al cortarlo. Acepta bien teñidos, colas y barnices, y su contacto con el hierro puede mancharla o decolorarla. Es importante utilizar mascarilla y guantes al trabajar con la madera sapelly; aunque no es normal que provoque reacciones graves, es posible que pueda irritar la piel y las vías respiratorias al manipularla.

USOS

La madera sapelly se utiliza especialmente para fabricar maquetas de barcos y las propias embarcaciones. También son usuales algunos usos exóticos como la elaboración de instrumentos musicales, tales como pianos, guitarras u órganos, o algunos elementos de percusión que aprovechan su calidad de sonido hueco. Además, se construyen con ella puertas, superficies de muebles, carpintería interior y exterior, molduras y ebanistería fina también exterior o interior.

Vía: Majofesa