domingo, 7 de enero de 2018

Repisas

¿Sabía que colocar una atractiva repisa en una pared desnuda es una de las últimas tendencias en decoración? Pues es así. No solo vestirá el espacio con elegancia, sino que le permitirá multiplicar su efecto decorativo instalando allí los objetos que adora.
En función de la habitación en la que esté, la repisa será de madera natural o pintada en armonía con el ambiente. Incluso puede reciclar materiales para hacer una repisa inusual y verdaderamente preciosa. 

LA REPISA PERFECTA PARA CADA AMBIENTE DE LA CASA

Una repisa puede aparecer en casa o en la oficina, como elemento de la arquitectura o como complemento del diseño de la decoración. En cada ambiente desempeñará la misma función, que es ser soporte de libros, marcos, elementos decorativos, objetos de uso cotidiano y mil cosas más. Observe las repisas de la habitación de los niños, y comprobará que estallan en colores de juguetes, peluches y tesoros increíbles.
A propósito de las habitaciones infantiles, piense que toda repisa, cama, litera o sinfonier debe estar fabricado en materiales muy resistentes, como la madera de haya. La fortaleza de esta madera la hace adecuada para constituir una repisa sólida, apta para soportar objetos pesados y algún que otro maltrato de parte de los peques. Lo mismo ocurre con la repisa de la cocina. Puede destinarla a sustentar libros de recetas, una vistosa batidora amasadora, algunos prácticos cuencos y otros elementos propios de este peculiar ambiente de la casa.

¿SE ATREVE A CONSTRUIR UNA REPISA ÚNICA?

Debería animarse a diseñar una repisa que se identifique con el concepto diferenciado de su casa. Y no solamente una repisa, sino varias y bien diferentes. Vamos a darle unas ideas tan tentadoras que no se podrá resistir al reto:

Construya una repisa escalera, con siete u ocho tablas para los escalones-repisa, de madera natural, y dos tablas largas para los laterales. Podrá fijarla inclinada contra una pared de la cocina, en una habitación para labores, en un cerramiento del jardín o en una coqueta terraza, en la cual sustentará llamativas macetas con plantas, figuras decorativas, una vistosa regadera y otras cosas por el estilo, todas elegantes y chic.

Una repisa en forma de pirámide se integrará maravillosamente a una habitación zen, apacible y relajante. Podrá contener floreros cúbicos de vidrio con piedras y agua, bambú muy verde, un hornillo para esencias y sutiles portavelas.

Instale una repisa flotante en un lateral del recibidor, para colocar fotografías familiares, un difusor de aromas y una serie de delicadas perchas para colgar las llaves al llegar.

Continúe used descubriendo rincones maravillosos para colocar una repisa; seguramente ahora los reconocerá con facilidad.

Vía: Westwing