jueves, 4 de enero de 2018

Armarios empotrados

Da igual lo grande o lo pequeña que sea su casa. Siempre le hará falta más espacio para guardar, más hueco, más armarios. Hoy le vamos a contar por qué merece la pena elegir armarios empotrados. Le ayudan a aprovechar el espacio al máximo y contribuyen a una decoración visualmente más limpia y ordenada.
Son muchas las razones por las que merece la pena elegir armarios empotrados para su casa. Y no solamente para los dormitorios, sino también para esos espacios reducidos en los que se necesita una solución de almacenaje práctica, funcional y al mismo tiempo estética.
Recibidores, pasillos, distribuidores, etc. Son muchas las zonas de la casa que se enriquecen con un buen armario empotrado. Hoy le damos algunas razones indiscutibles para elegir este tipo de sistemas de almacenaje.

Armarios empotrados para aprovechar cada centímetro

Son perfectos en multitud de situaciones y casas diferentes, pero es en las viviendas que cuentan con pocos metros cuadrados en las que triunfan de verdad. Y esto se debe a su gran capacidad para adaptarse al espacio que hay disponible, sin desperdiciar ni un centímetro.
Los armarios empotrados se diseñan a medida por lo que aprovechan el hueco disponible de forma total. Da igual que se trate de un espacio muerto entre dos pilares, del hueco de la escalera o de un espacio difícil en un cuarto con techo abuhardillado. Los armarios empotrados pueden con todo y le dan una función a ese hueco que parecía inútil.
Y en habitaciones normales también saben multiplicar el espacio, ya que lo aprovechan del todo, desde el suelo hasta el techo.

Decorativos, elegantes, perfectamente integrados

Los armarios empotrados no son solamente una gran solución funcional, sino que también tienen un gran valor decorativo. Sobre todo en aquellos espacios en los que se pretende que pasen inadvertidos.

Si quiere que se integren perfectamente en la decoración de una estancia, solo tiene que elegir puertas lisas y sin tiradores, del mismo color de las paredes. Esta solución es perfecta cuando los espacios son pequeños.

Muy limpios, y no solo visualmente

El hecho de que el interior de los armarios empotrados esté planificado y realizado a medida significa que se adaptan a la totalidad del hueco disponible. Es decir, no quedan espacios muertos por pequeños que sean, ni rendijas ni recovecos en los que pueda colarse el polvo y la suciedad.

Esto se traduce en interiores más limpios y fáciles de mantener, lo que es una gran ventaja, ¿no cree?

Interiores a su medida

Los armarios empotrados no solo son versátiles porque se adapten como un guante al hueco que tiene disponible. También lo son en sus interiores, que puede diseñar a la medida de sus necesidades.

¿Cómo es el interior de armario perfecto para usted? ¿Necesita muchas baldas o cajones? ¿O mejor un par de barras en las que colgar su ropa? Sea como sea, tendrá justo lo que necesita. Y esto no siempre ocurre con los armarios corrientes que compra hechos.

Usted elige las puertas

Además de diseñar su interior como usted quiera en base a sus preferencias y necesidades, puede elegir las puertas a su gusto para cerrar sus armarios empotrados. Según el espacio que tenga disponible, podrá poner puertas abatibles, correderas o plegables. Cada sistema es adecuado en una situación determinada.
En cuanto al material y diseño de las puertas, también puede optar por uno u otro acabado. Si quiere que las puertas se integren totalmente e, incluso, pasen desapercibidas, lo mejor es que sean lisas y del color de la pared.
No todo son ventajas… pero casi
Los armarios empotrados tienen también algún inconveniente. Y es que, aunque casi todo son ventajas, los armarios empotrados presentan algunos aspectos negativos. Uno de ellos es su precio, ya que son considerablemente más caros que los armarios en kit. Esto es normal, ya que se diseñan y fabrican a medida y eso encarece mucho el precio.
Sin embargo, puede considerar este aumento del precio como una inversión para el futuro que revalorizará su casa, en caso de que quiera venderla en el futuro. Si algún día ocurre esto y pone su casa en venta, no podrá llevarse contigo los armarios empotrados, lo que puede ser un inconveniente. O no, ya que se podrán considerar un valor añadido de la vivienda.
Otro aspecto negativo de los armarios empotrados está en el hecho de que no se pueden mover ni trasladar de un lugar a otro. Esto limita en parte la distribución de la casa, ya que la hace más estática e inamovible. En cualquier caso, el problema no será tal si decide con detenimiento dónde instalar su armario empotrado, ya que no podrá cambiarlo de sitio después.
Como ve, los armarios empotrados tienen más ventajas que inconvenientes, por lo que se dibujan como una alternativa práctica y decorativa para hacerse con buenos espacios de almacenaje en casa.