jueves, 7 de enero de 2016

Reforma de un piso de 115 metros


Con una ubicación excelente, en el barrio South End de Boston, la distribución de esta vivienda no encajaba con las necesidades de sus dueños: un joven matrimonio con dos hijos. Ellos mismos, diseñadores del estudio de arquitectura over,under, se encargaron de la reforma de un piso de 115 metros para adaptar el espacio a una distribución moderna y diáfana, con ambientes amplios llenos de color.

Para ello se derribaron los tabiques y ahora, desde la puerta de entrada, se accede a una gran zona común: salón, comedor y cocina. Los diseñadores Chris Grimley y su esposa, Kelly Smith, jugaron con el color para delimitar los ambientes: el comedor se pintó de negro; en el salón, se añadieron contrapuntos cromáticos en verde y rojo, y en la cocina domina un blanco absoluto.
La cocina, con armarios, revestimientos y encimera en color blanco, se distribuyó en dos frentes. En la pared se instaló la zona de trabajo, que incluye la placa de cocción y muebles altos, y una península con el fregadero. Ésta independiza la cocina de la zona de comedor.
Si bien en la decoración de toda la vivienda, dominan los acabados neutros que realzan muebles y complementos, la pareja se atrevió con el color negro en el comedor y una original y colorista composición de fieltro en la pared que separa la habitación de los niños del salón. El mosaico está formado por piezas triangulares multicolores de la firma FilzFelt. Gracias a su gran gama de colores y de formatos, el fieltro es un material muy práctico con gran diversidad de usos. Además de múltiples usos decorativos, sirve para insonorizar y mejorar la acústica de las salas.

Para más información visiten: over.under
Vía: decoratrix