viernes, 4 de diciembre de 2015

Trapeado

El mecanismo del trapeado para la decoración moderna, es tan sencillo que desde simples materiales puede empezar a ejecutarla dentro de casa, independientemente del punto ya que se adapta simplemente a cualquier área de la mejor manera y con la mejor impresión visual.

Puede llevar a cabo la técnica del trapeado, con variables tipos de pinturas, látex, esmaltes a base de agua o si es de preferencia algo más duradero y seguro, esmaltes de composición sintética.
Con este método, cubrirá superficies con la rapidez y la garantía que busca, de forma rápida y altamente fácil. Por su veloz procedimiento, puede emplear diseños únicos de dos colores o hasta multicolores, sobre todo en habitaciones infantiles, dando rasgos encantadores, desde cualquier punto de vista.
La técnica del trapeado es semejante en muchos aspectos al mecanismo de esponjado, con la variante de que en vez de usar esponjas, se usan trapos. Haga lucir un efecto único y completamente exclusivo como si fueran imágenes prefabricadas por usted, como ejemplo pueden ser círculos, triángulos y hasta rayas, quienes además están muy de moda en estos tiempos.
Los diseños con el trapeado, se hacen mediantes golpes de gran suavidad, frotando sobre el lienzo, paredes o vinilos e instalando la forma deseada previamente. Este método, por contar con gran simplicidad en su ejecución, es llevado a cabo por múltiples personas, que incluyen profesionales y no profesionales en decoración.
Los efectos emitidos en el proceso del trapeado, van desplanzándose desde lo más suave hasta lo más fuerte y sólido sobre la superficie en cuestión, aunque de alguna manera dependerá de los colores que aplique y el tipo de pintura con el que se pretenda trabajar.
Con este método, cubrir imperfecciones en diferentes superficies y añadir un semblante decorativo embellecedor ya no será tan difícil y complicado para cualquier persona, incluso para aquellas que no tienen ese gran potencial de creatividad.
Podrá remodelar con el trapeado simplemente, áreas de casa como son paredes, cajones, armarios, alacenas y hasta grandes estantes de modo especial y cautivador, en todos los sentidos. Es el momento de que incluya sus preferencias decorativas en su dormitorio y llenes de vitalidad, sus espacios del descanso.
Dentro de los tipos de trapeado que existen para decorar cualquier parte de su casa está entre tantos, el de quitar pintura, el cual es el procedimiento más recurrido por muchas personas y el cual consiste en los momentos posteriores al secado de la primera mano, aplicar otro tono superficial de tonalidad más intenso que el base, dando resultados totalmente espléndidos, ideal para muchos gustos.
También, está el trapeado con agregación de pintura, el cual se centra en humedecer el trapo con el segundo color y aplicar sobre la primera pintura en el momento que se haya secado completamente, dando así una textura más sobresaliente y pronunciada, a diferencia del estilo anterior.
Cualquiera de las formas de trapeado que elija para ornamentar y darle color a sus espacios, los acabados serán de ensueño y sus visitas quedarán encantadas con este estilo juvenil y positivo ante cualquier diseño de casa.

Vía: Decoracionia