lunes, 7 de diciembre de 2015

Chimeneas eléctricas

Las chimeneas eléctricas, o chimeneas eléctricas de efecto llama, son cada vez más comunes en nuestros hogares ya que estéticamente son muy parecidas a las tradicionales chimeneas de leña, si bien permiten regular la temperatura y no necesitan salida de humo ni producen olores, resultando una opción menos contaminante. También suponen una opción de calefacción muy sencilla que se adapta fácilmente a casi cualquier vivienda.

Actualmente, existe en el mercado una gran variedad de chimeneas eléctricas en diferentes tamaños, modelos y potencialidades. La gran cantidad de diseños le ofrece la posibilidad de que elija la que mejor vaya con la decoración de su casa.
Las chimeneas eléctricas suelen tener un precio muy asequible y presentan un consumo eficiente de energía, por lo que también le permitirán ahorrar en la factura de la luz. Algunos modelos vienen con termostato regulable, protección térmica e, incluso, mando a distancia.
Además de su fácil instalación, sin que sea necesario realizar obras como en el caso de las chimeneas tradicionales, no necesitan un mantenimiento constante y no tendrá que transportar ni almacenar combustible. Asimismo, son especialmente silenciosas. Por todas estas ventajas, suponen un sistema de calefacción muy usado en todo tipo de viviendas.
Las chimeneas eléctricas tiene un aspecto muy similar a las convencionales, por lo que aportará una cuota máxima de decoración a la sala haciendo que en los inviernos se pueda disfrutar de un ambiente totalmente acogedor pasando lindos momentos familiares cerca de esta chimenea. Lo mejor, es que los mas pequeños no estarán en peligro porque estas chimeneas eléctricas no tienen fuego real, combustible, ni chispas, podrán acercarse a ella y recibir su calor sin estar en riesgo de accidentes.
Las chimeneas eléctricas se observan con frecuencia en muchos hogares en estos días, producen calor mediante electricidad. Son más demandadas que las chimeneas de leña tradicional debido a su capacidad para funcionar bien con un bajo mantenimiento y comodidad. Además en las chimeneas eléctricas, no es necesario limpiar las cenizas o reemplazar los bosques. Sin embargo, lo que garantiza su durabilidad y eficiencia es el mantenimiento adecuado de la chimenea.

Vía: Decoracionia