viernes, 6 de noviembre de 2015

La Casa Bianca: un proyecto rápido, económico y monocromo de Gregory Dias.

Les presentamos un nuevo concepto de espacio y de cocina, el restaurante La Casa Bianca, donde degustar recetas caseras de la cocina italiana en todas sus formas y coloridos, rodeados de un entorno tranquilo, suave y blanco. Sobre todo, blanco. Un proyecto de ejecución muy rápida y low cost surgido de la creatividad del interiorista Gregory Dias Monreal. El resultado es muy sugerente.



El nuevo restaurante La Casa Bianca, situado en la calle Muntaner de Barcelona, nace de la idea de crear un lugar donde disfrutar de los pequeños placeres, tanto de la comida sencilla y bien hecha como de un entorno agradable.
Su carta se estructura alrededor de la pasta, un ingrediente sano con mil caras y elaboraciones, y una amplia propuesta de pizzas y calzones, siempre con productos de temporada. El decorador Gregory Dias Monreal fue el encargado de asumir el reto de transformar un restaurante en funcionamiento, en algo completamente diferente, con un presupuesto y tiempo récord.
Si uno se fija bien, toda su estructura, el esqueleto de cornisas, vitrinas, columnas… recuerda a los de una reconocida cadena de pasta italiana (La Tagliatella). Pero aquí, Gregory Dias despoja el interior de todo lo superficial y opta por el monocromatismo.
Así, Gregory Dias Monreal le ha dado un look ‘total white’. El blanco se apodera de todos los elementos del interiorismo, desde las paredes a las lámparas, accesorios y mobiliario. En este caso, el interiorista cede la responsabilidad exclusiva a la comida de poner la nota de color.
Es como imaginar un lugar donde reine el silencio y el único sonido que se escucha es lo que uno “puede saborear” señala Gregory.
Las materias naturales y artesanales de la firma Let’s Pause han sido las elegidas para decorar el lugar, reforzando la idea y la filosofía de la “autenticidad de las cosas sencillas” hechas con mimo y sin prisa.
En una sociedad en continuo movimiento, La Casa Bianca supone un buen alto en el camino, un lugar perfecto para reposar y hacer una pausa.

Para más información visiten: Let`s pause
Vía: diarioDESIGN