domingo, 16 de noviembre de 2014

Serenidad y limpieza visual en el nuevo proyecto de Enblanc

Serenidad, limpieza visual y transparencia fueron desde el principio los conceptos que estudio Enblanc quiso transmitir en el proyecto de interiorismo, identidad visual y web realizado para esta clínica dental, ubicada en Alicante y dirigida por un joven equipo profesional.


De cara a elegir la mejor distribución, se presentaron diferentes propuestas para que el cliente pudiera escoger la que mejor respondiera a sus necesidades. También se ofrecieron distintas opciones de materiales, mobiliario e iluminación.
Ésta última, ha sido una parte muy importante del proyecto ya que debía resolver tanto los requisitos propios de la actividad profesional como que el cliente se sintiera a gusto en la clínica. El nuevo interiorismo ha conseguido un ambiente sereno y relajado,  donde la iluminación se ha ajustado a cada una de las funciones, siendo la luz indirecta un factor clave.
De esta manera, la sala de espera posee distintos elementos lumínicos de escayola empotrados en el techo, que crean una escena espacial muy limpia. Una lámpara de suspensión lineal se encarga de iluminar puntualmente la zona del mostrador, mientras un doble juego de luces (uno puntual y otro continuo) acompaña a los clientes a lo largo del pasillo. En el aseo, la proyección de luz desde la trasera del espejo sobre la pared genera un juego de luces y sombras que realza, al mismo tiempo, la textura del revestimiento.
Parte del mobiliario ha sido diseñado por el propio estudio como la butaca Oliver, que produce Nasu 3 y que ha visto la luz por primera vez en la sala de espera de la clínica. El mostrador es el segundo de los diseños proyectados para la zona de recepción. La volumétrica pieza, en la que se combina la laca blanca y la madera de roble, también dispone de iluminación en la parte inferior del cuerpo central, que crea un agradable efecto. La distribución del interior de los armarios (estantes, cajones y barras) responde al estudio de lo que se iba a almacenar en su interior.
Además, los boxes y salas cuentan con las máquinas y sillones más actuales, teniendo en cuenta en todo momento la usabilidad del espacio según el desarrollo del trabajo de los distintos profesionales.
A nivel visual, la marca de la clínica es “sencilla, cercana y clara”, buscando potenciar el apellido de la familia de tradición sanitaria. Se han elegido colores pastel (verde, azul, gris y rosa), aplicándose según lo que se quería comunicar y la actividad a desarrollar (odontología o fisioterapia).  Colores clave en el desarrollo de la señalética, cuyo diseño nace de la síntesis de la propia marca con los servicios que la clínica ofrece.
Para más información visiten: enblanc