domingo, 9 de noviembre de 2014

Chimeneas de leña que ya no se utilizan ¿qué hacemos con ellas?

Las chimeneas son un elemento necesario en muchas casas cuando llega el frío. Sin embargo, muchas otras, ya sea porque no funcionan bien, porque resulta engorroso su mantenimiento o, simplemente, porque se cuenta con otros sistemas de calefacción más modernos y limpios, permanecen apagadas y se convierten en una estructura molesta, un hueco negro lleno de polvo y suciedad. ¿Tiene una chimenea que ya no utiliza? Pues antes de echarla abajo (algo que le puede salir muy caro, hablando en euros), saque su espíritu y pruebe a decorarla de forma que encaje perfectamente en la estancia donde esté ubicada. Nosotros le proponemos algunas ideas para rellenar ese hueco y volver a darle vida.

Zona de almacenamiento
El hueco que deja la chimenea puede servirle de gran utilidad para almacenar múltiples objetos. En este caso, se cerró el hueco de la chimenea de forma limpia con un tablero empapelado, se añadió dos baldas que se decoraron algunos pequeños objetos, además de cajas y cestas para guardar cosas.

Chimeneas con toques florales
Mire qué bien lucen estos jarrones de diferente tamaño en este ambiente floral. Esta chimenea, que combina una embocadura clásica de escayola, tiene el hueco pintado en negro que resalta aún más las silueta de los jarrones. ¿El resultado? Una feliz convivencia de formas y armonía floral en un ambiente colorido y llamativo.

Chimeneas como extensión de la biblioteca
Todo un clásico de la decoración de chimeneas apagadas: usarla como pequeña biblioteca. Empiece por limpiar toda la caja de fuego con la finalidad de eliminar los restos de ceniza, si es posible puede pintar el interior con la pintura adecuada para asegurarse de tener un espacio limpio. Lo ideal es que no quede hueco alguno, que veamos desde fuera sólo los libros. El resultado, como vemos en este espacio de estilo vintage, es realmente interesante, donde se ha creado un bonito efecto decorativo con ese aparente caos organizativo. También puede optar por colocar estanterías, como se hizo en este comedor para colocar cuadernos y libros de recetas.

Colecciones y obras de arte
También puede usar la chimenea como expositor de sus colecciones favoritas. Sobre todo si tiene objetos grandes como vemos en una de las imágenes. No conviene rellenarla de objetos pequeños, ya que su limpieza será más engorrosa, puesto que es un lugar donde se deposita bastante polvo. Otra variante es colocar en el interior algunas maletas antiguas, cuadros o marcos en aparente desorden. El efecto vintage es inmediato.

Esta opción es otros clásico en la decoración de chimeneas apagadas, perfecta para iluminar y “calentar el ambiente”. De esta forma, tendrá un rincón para seguir disfrutando de la visión del fuego sin el inconveniente del humo y las chispas saltando por la habitación. Además de las velas, puede agregar algunos detalles decorativos como plantas o candelabros sobre la repisa, ya que ésta ofrece un lugar ideal para mostrar muchos elementos decorativos. Solo tiene que seleccionar un arreglo que vaya mejor con el estilo de la chimenea y con sus elementos de decoración.

Chimeneas decoradas con troncos
Qué mejor forma de decorar el hueco de la chimenea con el elemento de mayor relación con ésta. En estos dos ejemplos, los huecos sin uso se han rellenado con troncos de madera, no hay nada más apropiado para crear un efecto decorativo de aire natural y ecológico. También aquí hay que tener en cuenta el tipo de chimenea y su tamaño. Troncos grandes y gruesos para una chimenea de grandes dimensiones y otros de menor tamaño y grosor para chimeneas pequeñas.

Efectos visuales
Hemos dejado para el final, dos ejemplos de chimeneas con un gran efecto visual. En el primer caso, se colocó un espejo en el hueco de la chimenea logrando un efecto de profundidad y continuidad con el precioso suelo de baldosas hidráulicas. En el segundo, la chimenea se pintó en un amarillo intenso sin duda para llamar la atención sobre ella. El hueco se resolvió con una decoración divertida, original y muy ilustrativa: una llama de papel chisporrotea alegre sobre unos troncos de cartón.

Vía: decoratrix