martes, 30 de septiembre de 2014

Un apartamento contemporáneo con paredes de mampostería y vigas de madera

El recurso de eliminar paredes y concentrar las zonas más privadas en un cubo vuelve a utilizarse en esta remodelación, realizada por Sergi Pons en un edificio del barcelonés barrio de Les Corts.
Pons eliminó todos los tabiques y dejó al descubierto paredes de mampostería y techos con vigas de madera. En el centro añadió el referido cubo blanco para dotar de privacidad al baño, pero sin que las paredes alcancen el techo El mismo cubo sirve para crear una superficie vertical donde se apoyan los muebles de cocina. Un espejo divide el cubo en dos mitades, separando los muebles bajos y altos de la cocina, dando una sensación de profundidad.
El cubo también es un elemento de separación de la habitación sobre el resto de la vivienda en planta abierta. Da privacidad a la zona de dormitorio, pero mantienen la continuidad con el conjunto.
La entrada de la vivienda se realiza sobre la sala de estar, equipada con sofás y muebles contenedores. La mesa del comedor se coloca frente a los muebles de la cocina.
Las paredes, al no llegar al techo, permiten una visión continua del techo de vigas de madera y bovedilla cerámica, lo que contribuye a crear un ambiente más acogedor.
La luz natural llega al baño gracias a que la pared que da sobre el dormitorio incluye una gran cristalera. El balcón sobre el que recae la zona de dormir se ha cerrado completamente mediante ventanales y se ha integrado completamente en la vivienda al eliminar las puertas.
Los suelos combinan baldosa hidráulica original y tarima de madera.

Para más información visiten: Sergi Pons Architect 
Vía: decoramus