viernes, 19 de septiembre de 2014

De Paula, la pequeña hamburguesería del Poble Sec.

De Paula es un pequeño gran proyecto. Uno de esos que demuestran cómo las buenas ideas pueden transformar cualquier espacio en un entorno con gancho. Esta pequeña hamburguesería, diseñada por Maria Massó, se sitúa en el Poble Sec de Barcelona. Este barrio de tradición obrera es conocido por su vínculo histórico con la farándula y las artes escénicas; y se halla también en plena reconversión hipster.
El proyecto de interiorismo de De Paula está inspirado en un exterior nocturno que fusiona el Poble Sec de los años 60 con Brasil, país de origen de su propietario, a través de unos materiales sencillos y poco tratados: cemento, madera de iroko, hierro, bambú, plantas… Materiales de bajo presupuesto, que evocan los años sesenta del barrio y, a la vez, los exteriores brasileños.
La iluminación también tiene un papel fundamental en el proyecto de interiorismo. El techo azul, con las bombillas y los hilos eléctricos a vista, pretenden trasladar a los comensales a las fiestas de las noches de verano. Las lámparas colgantes de las mesas y de la barra son de Ikea. Por su parte, las mesas, taburetes y la barra son diseños de la interiorista para este proyecto.
Una de las tareas más complicadas del proyecto ha sido lidiar con la estructura en forma de embudo del local. La solución propuesta por Maria Massó pasa por recurrir a un gran espejo con un marco de madera a lo largo del pasillo, evitando de este modo la típica barra mirando a la pared y consiguiendo una mayor sensación de amplitud. El espejo incorpora elementos gráficos, a la altura de los ojos. Esta gráfica, viva y receptiva, diseñada por Joan Massó, aporta colores y carácter urbano.
Algunos detalles, como la vajilla de Duralex, tan habitual en los años 60, engloban todo el proyecto en una época y un ambiente que respira frescura, sencillez y proximidad. Por su parte, los lavabos se inspiran, a través de los materiales y colores, a las favelas brasileñas.
En definitiva, De Paula ha conseguido con poco presupuesto unos interiores que se adaptan al barrio en el que se encuentra y, al mismo tiempo, traslada a sus clientes al otro lado del mundo.

Para más información visiten: De PaulaMaría Massó CrossIkea 
Vía: diarioDESIGN