viernes, 7 de abril de 2017

Cómo elegir gresite para piscinas

El gresite se utiliza como revestimiento de paredes y suelos y es ideal para piscinas por su resistencia a la intemperie (humedad, heladas, cambios de temperatura…) y a los productos químicos.
Fabricado en vidrio cocido a altas temperaturas y teñido con colorantes cerámicos, se suele presentar en mallas para facilitar su instalación. El gresite le permite crear un diseño personal en su piscina con diferentes composiciones de color, degradados o incluso dibujos y cenefas.
Ventajas del gresite
Resistencia a la intemperie (agua, humedad, cambios bruscos de temperatura…).
Resistencia a productos químicos
Aislante
No poroso
Infinidad de posibilidades decorativas: mosaicos, degradados, amplia variedad de colores.
¿Qué tener en cuenta al elegir el material?
Que sea antideslizante
Escoja un gresite antideslizante para evitar resbalones o caídas. El nivel de deslizamiento se clasifica en 4 grados, siendo 3 el más seguro y antideslizante y 0 el menos, según la norma que determina la resistencia al deslizamiento/resbalamiento de los de los pavimentos.
Cuanto más resistente mejor
Resistencia al rayado: se mide mediante la escala MOHS. Esta escala clasifica las superficies más duras con el grado 10 y las más blandas con el grado 1.
Resistencia al desgaste: se mide con la escala PEI que va desde el grado 1 al 5. Cuanto mayor sea el PEI, más resistente.
La importancia del color
Existe una gran variedad de colores entre los que podrá elegir para el gresite de su piscina. La elección del color influirá en la tonalidad aproximada del agua. En paredes y suelos, las cenefas y dibujos (delfines, caballitos de mar, escudos…) le permiten personalizar el diseño a su gusto También puede elegir la forma y el tamaño del gresite ya que existen diferentes opciones -cuadrados, hexagonales y redondos, de diversos dibujos. 

Cómo instalar el gresite de piscinas
Lo mejor es que una vez comprado el material, siga las instrucciones del fabricante. No obstante, estas son las pautas generales a la hora de instalar gresite:
1. Realice el trabajo en unas horas del día en las que no incida el sol sobre la piscina para mejorar las condiciones de adhesión.
2. Asegúrese de que el soporte esté totalmente limpio, seco, sin polvo y bien nivelado. Una vez hechas las comprobaciones aplique una imprimación de agarre (cemento cola). Para un mayor agarre utilice cemento con resinas epoxi, más resistentes. Deje secar el tiempo que recomiende el fabricante.
3.Coloque las teselas sobre el cemento cola (use un cemento cola especial para piscinas y zonas húmedas) y ejerza presión con una llana de goma.
4. Según el soporte de gresite que haya elegido proceda de una manera u otra.
Gresite de papel: los diferentes azulejos de cada tesela se presentan unidos gracias a un papel pegado en la parte vista. Después de 24 horas, hay que retirar el papel con una esponja empapada en agua.
Gresite de malla: los azulejos de gresite están unidos por una malla que se queda entre el gresite y el material de pegado utilizado. Su facilidad de colocación es su mayor ventaja.
Gresite de PVC: las piezas vienen unidas entre sí con gotas de PVC formando una baldosa. Destaca por su mayor facilidad de colocación y ahorro de tiempo.
5. Una vez está todo colocado hay que pasar al rejuntado, es decir, rellenar las juntas. Escoja un producto con tratamiento antihongos para proteger la higiene de la piscina. Podrá elegir entre una variada gama de colores para la pasta del rejunte.
6. Finalmente, limpie con una esponja húmeda y un trapo seco la superficie y aplique un decapante o quita cementos para eliminar restos que hayan podido quedar.
Mantenga su piscina de gresite siempre a punto
Si limpia las paredes y fondo con los limpiafondos (herramientas) y hace un buen mantenimiento con los productos adecuados, el gresite estará en perfectas condiciones. Si, por cualquier circunstancia vacía la piscina, aproveche para hacer una limpieza más a fondo con un cepillo y detergente neutro. Al aclarar, no use agua a presión para evitar que se dañen las juntas o se desprenda alguna pieza
El detergente le ayudará a disolver cualquier suciedad que haya quedado incrustada en las paredes y suelos de la piscina.
No utilizar agua a presión puesto que podría descolgarse alguna pieza.

Vía: Leroy Merlin