lunes, 17 de abril de 2017

Cables o alambres de acero

Los alambres de acero son útiles para infinidad de tareas, como unir materiales, coser, y fijar vallas o setos. Los cables de acero se emplean para sujetar, asegurar, colgar o elevar (mediante una polea, por ejemplo) objetos.
Alambres
Una vez decidido el grosor necesario, según la resistencia y maleabilidad necesaria, conviene valorar dos aspectos:
• Protección contra la corrosión u oxidación. Si el alambre de acero va a estar en el exterior, hay que elegirlo galvanizado o de acero inoxidable. Todos los alambres recubiertos con PVC son aptos para exterior.
• Aspecto estético y comodidad al tacto. Los alambres de acero plastificados con PVC tienen diversos usos domésticos. Uno muy habitual es para cerrar bolsas que contienen alimentos. Como vienen en distintos colores y son aptos para exterior resultan ideales para, por ejemplo, fijar un seto. También existen alambres de acero recubiertos con cobre, bronce o latón, que dan más juego para hacer manualidades.
Cables de acero
Los cables de acero se usan en la industria y en el ámbito doméstico. Recuerde que los cables de acero y los accesorios de uso doméstico no pueden utilizarse para la práctica de deportes extremos (como la escalada) o para elevar personas. En estos casos, se debe recurrir a tiendas especializadas que dispongan de material homologado.
Estructura de un cable de acero. Los cables de acero están formados por varios torones. Un torón es simplemente un conjunto de alambres o hilos que están enrollados entre sí de forma helicoidal.
Algunos cables de acero poseen un núcleo central (o alma) de acero, fibras naturales o polipropileno (PP).
¿Cómo elegir un cable de acero?
Según el uso que se haga del cable, hay que tener en cuenta dos factores:
Resistencia. En general, cuanto mayor sea el diámetro del cable, mayor resistencia y rigidez tendrá. Sin embargo, también influye el tipo de trenzado de los alambres o torones y el material y calidad del núcleo.
Los cables de acero galvanizado (es decir, recubierto con capas de zinc) son más resistentes a la corrosión y a la abrasión.
Si se trata de objetos pesados, compruebe en las características técnicas del cable el peso que soporta (por metro). Y si va a utilizarlo para elevar un objeto con una polea, asegúrese de que el cable está recomendado para ese uso.
¿Interior o exterior? Si el cable va a estar en el exterior, asegúrese de que está tratado para no oxidarse. Elíjalo galvanizado, de acero inoxidable o recubierto en PVC apto para exterior.
Los accesorios
Una vez elegido el cable según su resistencia y uso en interior o exterior, hay que hacerse con los accesorios adecuados.
Los accesorios deben ser aptos para el diámetro del cable.
Para medir el diámetro de un cable se utiliza un calibre:
Algunos de los accesorios más utilizados son:
Sujetacables (perrillos). Sirven para asegurar las terminaciones impidiendo que se suelte el cable. Hay de varios tipos.
¿Cómo cortar un cable de acero?
Si es un cable más o menos fino, le valdrá un alicate. Si no, deberá usar una cizalla.

Vía: Leroy Merlin