domingo, 19 de febrero de 2017

Peluquería en Nakazaki por Shimpei Oda Architect's Office

En el barrio de Nakazaki las casas antiguas y adosadas crean una atmósfera nostálgica. Cuando mira los edificios por los estrechos caminos, la ropa secando y las plantas en macetas le hacen sentir un par de generaciones atrás.
Recientemente muchas casas antiguas en este barrio se han restaurado en tiendas, como cafés, restaurantes, tiendas de segunda mano y oficinas de diseño.
Este proyecto también es una restauración. En una casa adosada situada en el final de un estrecho callejón, una habitación fue renovada en una peluquería.
En este espacio limitado se creó un área para cortar cabello y una sala de estilo japonés.
Por lo general, los clientes que reciben un corte de pelo prefieren tener privacidad ante el público. Sin embargo, teniendo en cuenta la ubicación semi-privada del salón, se escogió un frente de vidrio.

El piso interior está acabado en la misma textura y material que la calzada; creando una superficie continua de hormigón que conecta y combina el interior con el exterior. A medida que el hormigón avanza, se convierte en parte del interior mediante la creación de estanterías en la zona de corte y un Tokonoma (habitación) en la sala de estilo japonés.
La dimensión del hormigón sólo tiene valor cuando va acompañado de otros objetos colocados en la habitación, como la madera que conecta el suelo, el hormigón y la escalera.
Esta fue una elección consciente para crear un espacio que funciona, reuniendo varios volúmenes, al igual que las casas circundantes que están formadas por varios edificios.
Esperaron que este salón tenga un flujo natural entre el exterior y el interior, manteniéndolo abierto y ligero a la calle y así conserve un ambiente privado y cómodo para el huésped.

Para más información visiten: Shimpei Oda Architect Office