martes, 10 de enero de 2017

Ideas para decorar con tipografía iluminada

Si ya hemos visto en otras ocasiones cómo decorar casas con vinilos tipográficos, letras corpóreas, mobiliario con forma de alfabeto, tipografía en los textiles o utilizándo la tipografía en distintos usos creativos, hoy veremos la aplicación de este recurso de diseño gráfico a la iluminación.
Decorar casas con tipografía iluminada requiere por supuesto algo más de técnica que las otras opciones. En este caso no basta con tener un hueco o una pared lisa donde colocar nuestro mensaje: previamente tendremos que haber sacado un punto de luz en la pared, o en su defecto, tener un enchufe lo más cerca posible para evitar que se nos vean los cables. Es cierto que este tipo de decoración casa mucho con el estilo industrial y vintage, lo que nos permite no hacer un drama del hecho de que se nos vean unos cuantos cables por aquí o por allá (impensable en cambio en el pulcro estilo minimalista), pero aún así, cuantos menos cables se nos vean mejor, por lo que un buen estudio previo de iluminación antes de colocar nuestros “apliques letra” en la pared nos ayudará a conseguir un mejor resultado.
Como ideas para decorar con tipografía iluminada podemos optar por distintas opciones: Por ejemplo, podemos utilizar largas tiras de esas típicas que se utilizan para colocar en los árboles de navidad y deformarlas hasta crear una frase. Otra opción interesante y muy utilizada es decorar con grandes letras metálicas sueltas con bombillas incrustadas. También podemos hacernos frases personalizadas a medida con fluorescentes finos, o crear grandes paneles con letras troqueladas retroiluminándolo por detrás, de forma que la luz aparezca por los huecos que dejen las letras. Por último, si somos manitas, aplicar el DIY y pintar letras o mensajes en lámparas de papel (que además, al ser muy baratas, nos permiten practicar sin que nos dé pena deshacernos de ellas cuando el resultado no es muy bueno).
Eso sí, la iluminación tipográfica normalmente hace el efecto de luz decorativa, es decir, no suele iluminar bien toda la estancia, por lo que tendremos que apoyarnos con otros tipos de luz general (ya sean fotos, plafones, lámparas de apoyo, etc.)

Vía: Decofilia