martes, 10 de enero de 2017

Ideas para decorar con flecos

Cuando tenemos poco espacio o simplemente cuando queremos separar dos áreas de modo ligero y flexible sin renunciar a la decoración (de modo que podamos eliminar la separación en cualquier momento para dejar ambas áreas comunicadas), es cuando más conveniente resulta utilizar los divisores o separadores de espacios.
Dentro de éstos los hay de muchos tipos (paneles móviles, estructura de cortinas, mobiliario divisorio, biombos, cadenas, móviles de colores y motivos, etc.), pero en este post nos centraremos en uno de los más ligeros: Las cortinas de flecos.
Los flecos no sólo se usan para decorar, sino también en moda, precisamente porque su caída y movimiento los hacen muy atractivos a la mirada. Su ligereza y la forma en que responden al movimiento hacen de éste un complemento muy estético. En decoración de interiores, además, dejan entrever el espacio que hay al otro lado y permiten el paso total de la luz, creando áreas de privacidad o zonas más íntimas pero sin cerrar completamente el espacio al ojo humano y a la luz.
Las cortinas de flecos suelen usarse sobre todo para camas con dosel, para separación sustitutiva de puertas de paso y para crear zonas separadas en el salón (por ejemplo para separar la zona de estar de la de lectura o del comedor). También es común su empleo en pisos pequeños, para crear una separación visual entre la entrada y el salón, por ejemplo.
No obstante, en ocasiones también sirven como ideas para decorar zonas menos comunes, como por ejemplo como cabecero de cama o como pasamanos de una escalera (con enganches a suelo y a techo) o para separar otras áreas, como zonas de trabajo en oficinas, como panel divisorio entre el baño y el dormitorio (siempre que el primero sea privado y esté dentro de la habitación) o entre la cocina y el salón (aunque en este caso hay que tener cuidado con los humos, pues los flecos, y en general todos los textiles, suelen absorberlos y los olores pueden acaban por quedarse impregnados en las finas cuerdas.
Por supuesto, también son ampliamente utilizados en escaparatismo, en decoración de oficinas y en diseño de locales de grandes dimensiones (restaurantes, hoteles o teatros), fundamentalmente para crear separaciones de ambientes o efectos espectaculares con las luces.

Vía: Decofilia