domingo, 22 de enero de 2017

Hornacinas, un recurso olvidado

Las hornacinas, son pequeños armarios encastrados en los muros y los podemos encontrar ya prefabricados en escayola con un sinfín de medidas y estilos o bien crearlos con baldas, su instalación necesita de la ayuda de un profesional, pero no lo dude, por muy poco coste podemos lograr que rincones olvidados o que pasan desapercibidos consigan ser una referencia importante en cualquier espacio.
Son un recurso ornamental no muy utilizado por lo tanto siempre sorprende ver que con gusto puede ser la clave del éxito de un proyecto decorativo. Se puede utilizar en los espacios muertos entre paredes, o crearlos para encuadrar una zona pero siempre buscando una utilidad, es fundamental que además de mejorar ópticamente un espacio además nos resulte práctico.

Puede usarlo en cualquier lugar, en el hogar, la oficina o en un establecimiento comercial, este un lugar muy acertado para poder mostrar productos más exclusivos dándoles un carácter especial debido a su situación.

En los dormitorios nos pueden dar ese toque diferente, siempre que lo coloquemos en el lugar adecuado por eso antes hay que estudiar los espacios para no equivocarnos, hay que saber encontrar el equilibrio perfecto.

Y si lo que busca es mostrar y resaltar una escultura o una pieza puede introducir iluminación dentro donde seguramente destaque sin ninguna duda, y será una parada obligada para todas las miradas.