jueves, 13 de octubre de 2016

Estilo Memphis en decoración

El estilo Memphis supuso en los años 80 una tremenda reacción contra el diseño predominante de la época. Hoy, vuelve con mucha fuerza en los nuevos diseños de muebles y materiales para decorar nuestros hogares.
En seguida le contamos en qué consiste y cómo aplicarlo fácilmente en casa. Si quiere tener un hogar único, apunte estas ideas...
¿Qué es el estilo Memphis?
Básicamente consistió en alejarse de todos los patrones que habían dominado gran parte del siglo XX. Ettore Sottsass creó el colectivo, que defendía nuevas propuestas mucho más coloristas y arriesgadas. Una revolución que pocos esperaban.
Los diseñadores que siguieron esta línea comenzaron a crear diseños que rompían los esquemas en cuanto a colores, formas o estilos. Una forma de alterar todas las reglas y esquemas conocidos, que muchos adoraron y otros, en cambio, muy pronto odiaron.
Todo tiene un fin "práctico", aunque no lo parezca
En definitiva, un nuevo diseño de las cosas comunes que permitía a la imaginación volar y dar a todo una forma, color o tamaño inesperado.
Lo que más les gustaba eran las formas geométricas, así que partiendo de esferas, cubos o cilindros retorcían las formas hasta crear objetos poco corrientes.
El negro y todos los colores naturales básicos dejaron de importarles. Era tiempo de apostar por toda la gama de colores intensos y extremos. Y es que la principal intención del movimiento era provocar una “emoción”, en un sentido u otro. Pretendían, en definitiva, no dejar indiferente a nadie.
¿Cómo aplicarlo hoy en día en casa?
Si tiene una mente abierta, le gusta salirse de lo convencional y reflejar en su casa el gusto por lo diferente o lo auténtico, sin duda el nuevo estilo Memphis puede ser una estupenda opción para su casa.
Para conseguirlo, tiene que huir de las piezas fabricadas en cadena, los colores pastel o la aplastante influencia nórdica. No es necesario que toda su casa se llene de objetos extravagantes, pero sí que vaya dejando rastro de esta corriente inconformista. Pinte las paredes de colores inesperados, use papeles pintados originales... todo está permitido.
Siempre objetos que transmitan "emoción"
Apueste por las piezas de ediciones limitadas o de “desing-art”. Al Memphis le van las formas geométricas básicas, el colorido vibrante y la ironía de todas las formas que se imagine.
La madera natural sin tratar, y todo lo que tenga que ver con la durabilidad, no le va bien. Este estilo prefiere productos innovadores que marquen una desobediencia absoluta con todo lo visto hasta ahora.
La mezcla imposible es la preferida
Le sirven las reediciones de piezas clásicas, pero también otras piezas contemporáneas. Hay vía libre a todo lo que pueda imaginar. Desde mezclas imposibles de estampados o colores, hasta muebles que cambian de forma y comienzan a tener un uso inesperado o cambiante.
Se puede mezclar madera con espejo y acero, cilindros con cuadrados o prismas. Las piezas que adquiera o le fabriquen a medida, deben de tener una función aunque su forma indique otro uso.
Geometría y colores "agitados"

Desde luego, si lo que quiere es causar reacciones inesperadas y hacer que todos se queden con la boca de “par en par” al visitar su casa, el estilo neo Memphis puede ser el suyo. 

Vía: habitissimo