miércoles, 23 de marzo de 2016

Todo sobre la reparación de piscinas con liner

Las piscinas de obra tradicionales, como pueden ser aquellas con revestimientos continuos o gresite, con el paso del tiempo, ya sea debido a la erosión de los materiales o a un mal diseño de la piscina, pueden dar lugar a fugas de agua que pueden dar más de un dolor de cabeza.

Cuando esto sucede la estanqueidad del vaso se convierte en un objetivo para evitar dichas perdidas de agua, y por lo tanto deberemos afrontar la reparación de la piscina.
Pero claro, esto pasa por la reconstrucción del revestimiento de la piscina, lo cual puede ser costoso, imposible de llevar a cabo o puede volver a causar problemas si no se soluciona el problema de origen. En este caso, podríamos optar por el método del que vamos a hablar en este artículo, y no es otro que la reparación de piscinas con liner.

¿Qué es el liner?
El liner es un material fabricado en PVC reforzado que originalmente se utilizaba para revestir piscinas de chapa galvanizada, pero con el tiempo se ha destinado para la reparación de piscinas con fugas de agua.
Se trata de unas láminas que pueden adaptarse fácilmente a la forma de la piscina y se manipula sin dificultad para poder solapar unas capas con otras de forma que se pueda conseguir un alto nivel de estanqueidad.
Otra de sus características es su alta resistencia a la decoloración y deformación por incidencia de rayos ultravioleta, lo cual le otorga la capacidad para ser una solución de larga vida, aunque más allá de 20 años empieza a perder capacidades, ya que el fabricante no da garantía más allá de 15 o 20 años.
Su gama de colores y estampados también ofrece un impacto visual personalizable.

¿Tengo una fuga o es evaporación?
Cuando observamos que tenemos pérdidas de agua en la piscina pueden existir varias causas básicas que pueden provocar la fuga, como pueden ser, bien pérdidas en el sistema de filtración, bien la fuga de agua por paredes y suelo, o la evaporación del agua debido a la exposición prolongada del agua al sol.
Para no volvernos locos, podemos comprobar en qué situación nos encontramos, y poder actuar en consecuencia de ello. Para dicha comprobación, primero tenemos que asegurarnos que no haya fugas en el sistema de filtración. Para comprobar si hay problemas en el vaso de la piscina llenaremos un cubo de agua y marcaremos el nivel del agua en la pared del cubo, una vez hecho esto, introducimos el cubo dentro de la piscina de forma que flote. También haremos una marca en la pared de la piscina para saber si el nivel del agua de la piscina ha bajado.
Esperamos unos días (que dependerán de la frecuencia de pérdida de agua que hemos observado para tener dicha preocupación) y comprobamos si la pérdida se debe a evaporación (cosa que podremos solucionar con una cubierta) o a una fuga en el vaso de la piscina, momento en el cual pensaremos en el liner como solución.

Proceso de reparación de piscina con liner

Una vez conocemos detalles sobre los problemas de fugas en la piscina y detalles sobre el material para resolverlas, vamos a conocer paso a paso el proceso para llevar a cabo dicha reparación de piscina:

1.- Lo primero que debemos de hacer es la sustitución de los elementos empotrados de la piscina como pueden ser boquillas de impulsión, tome del limpiafondos, skimmers, etc. por otros que sean compatibles con el liner, en caso de no serlo.

2.- Colocaremos un perfil de aluminio en la parte superior de la pared de la piscina, justo debajo de la piedra de coronación de la piscina. Este perfil será importante para soldar el liner a ésta.

3.- Empezamos a colocar el liner en las paredes y escaleras de obra de la piscina soldando el liner al perfil de aluminio colocado en el punto 2. Después continuamos con el fondo de la piscina, solapando las juntas del liner colocado en las paredes de forma que se garantice la estanqueidad del vaso.

4.- Una vez tenemos fijado el liner sobre la extensión de todo el vaso, colocaremos las pletinas de estanqueidad de los elementos empotrados, de forma que garanticemos que la piscina no tenga fugas alrededor de estos elementos empotrados.

5.- Fijaremos las juntas de la piedra de coronación de la piscina con el liner colocado gracias a una capa de poliuterano en masilla que aplicamos mediante un aplicador de pistola. También aplicaremos PVC líquido en las juntas de las láminas de liner para que no se note la junta ni se acumulen restos de suciedad en las ranuras.

6.- Una vez hemos completado todo el proceso de reparación de la piscina, deberemos de garantizar que no hay fugas, comprobando cada una de las juntas y puntos críticos del nuevo vaso de la piscina.

Este es un proceso más rápido, fácil y económico que la reconstrucción de la piscina. Con ciertas nociones de construcción podrá reparar su piscina usted mismo.

Podrá encontrar los accesorios especiales para liner y más información al respecto en esta web: Arromel piscinas

Vía: Brico Blog