domingo, 30 de noviembre de 2014

Un sueño hecho realidad: un granero para dos

La rehabilitación de este granero viene firmada por la pareja que está detrás del Estudio OOOOX, es la casa de los propios arquitectos, que hicieron 100% a su medida en cuanto a diseño y necesidades. Una vivienda diáfana, que respeta lo natural del entorno y que incorpora elementos para disfrutarlo (como la gran ventana mirador por la que sustituyeron las puertas del granero).
Es un fiel reflejo del gusto de los propietarios por el estilo escandinavo, con el respeto por lo original es lo que más predomina en los espacios. Un binomio blanco y negro que hace posible un interior luminoso, limpio, que multiplica la luz, y muy, muy acogedor. Un sueño hecho realidad, un granero para dos.
La escalera, protagonista indiscutible
Cuando un elemento estructural se convierte en protagonista de una casa, pueden suceder dos cosas: que nos encante y nos enamore completamente, o que nos aburra en poco tiempo. Lo cierto es que esta hermosa escalera, que une las dos plantas, pero a la vez las separa con su color negro rompedor, es de las cosas que marcan la diferencia y nos enamoran.

Comedor hacia el mirador
Cuando tienen la fortuna de contar con una casa donde en determinado punto las vistas son las protagonistas, hay que pensar muy bien qué mobiliario y qué zona es la que vamos a situar allí. Sin duda, disponer el comedor frente a la gran cristalera es una idea que nos atrae a todos: comer viendo un bosque es algo que nos encantaría. ¿verdad?
Por otro lado, el carácter del espacio, con todo el fondo blanco, ayuda a enmarcar el paisaje sin distracciones. Si se fijan en la mesa, tiene un aire industrial realmente interesante: la estructura está formada por tuberías pintadas en blanco y como sobre, han utilizado tablas de madera recicladas del granero. Bonito.

La cocina con aire retro
Confieso que tengo auténtica pasión por los electrodomésticos SMEG, pero... ¿qué otra nevera se imaginan en una cocina así? es la elección perfecta. Todo blanco, con almacenamiento y baldas a la vista con detalles y menaje vintage, y muchas alacenas de las convencionales (con puertas y ventanas) que hacen de la cocina un lugar realmente práctico (además de bonito).

Toques auténticos
Antes de pasar a revisar la planta superior, no quiero dejar pasar dos detalles que me parecen esenciales para el acabado final de la casa y las sensaciones que transmite: por un lado, la estufa de madera, que calienta el espacio y hace querer acurrucarse frente a ella con una buena manta; y por otro, las paredes de ladrillo visto, pintadas en blanco y que dan ese carácter original al conjunto.

Arriba, espacio abierto
La parte superior de la casa está concebida como un espacio abierto, sin paredes ni grandes obstáculos en la línea visual. Una solución práctica y a la vez, muy creativa, es la de utilizar una malla metálica para separar y dar seguridad a las escaleras.
Vemos que han incorporado varios usos en este espacio: un vestidor, un dormitorio, una mesa que sirve de despacho, un espacio para disfrutar en compañía de la mascota... En fin. Un lugar sin puertas donde fluye la luz y es francamente cálido.

Para más información visiten: Oooox 
Vía: Decoesfera