miércoles, 5 de noviembre de 2014

Ambiente nórdico en el centro de Taipei, por Tai & Architectural Design

Éste es el primer proyecto de interiorismo realizado por el estudio Tai & Architectural Design, que dirige el arquitecto Chun-Tai Tsai. En su diseño, explican desde el estudio, ha influido una realidad social como es el hecho de que en ciudades como Hong Kong, Tokio, Taipei y Londres, los jóvenes no pueden permitirse el lujo de comprar una vivienda debido a su alto precio. Ante esta situación, creen que los arquitectos tienen que “asumir la responsabilidad de controlar el presupuesto manteniendo la calidad del espacio”.


El apartamento está alquilado a una pareja que trabaja en el centro de la ciudad de Taipei y que pidió al arquitecto un diseño que pudiera devolver el apartamento a su estado inicial una vez expirado el contrato, ya que la propiedad sólo puede alquilarse durante un periodo de cinco años.
La intervención en la vivienda fue mínima para simplificar el trabajo de devolverlo a su estado original. Todas las superficies están pintadas de blanco para mantener el espacio luminoso y limpio, incluyendo la red de conductos y cables eléctricos que pasan por el techo y se han dejado vistos. El color blanco también sirve para desdibujar los límites del espacio y conservarlo lo más puro posible.
El acceso al piso se realiza a través del salón-comedor, donde se ha dispuesto un proyector y una gran pantalla en la pared, frente al sofá. Una puerta, abierta en el gran ventanal de un extremo de la estancia, conduce a un pequeño balcón que ofrece unas magníficas vistas de la ciudad de las que también puede disfrutarse desde la sala de estar sin que ningún obstáculo dificulte su visión. Bajo la pantalla,  un aparador blanco bajo combina con la sencilla mesa de comedor, situada al lado de la cocina que se mantiene independiente. Junto a la mesa y en el estudio, se han colocado estantarías independientes que se ajustan a la altura de las vigas del techo.
El resto de estancias de la casa se distribuyen a ambos laterales del pasillo que nace en la zona principal. A uno de los lados, se encuentran una habitación y un baño, al otro, el dormitorio principal con baño incorporado, el estudio y un espacio de almacenaje.
Lámparas blancas de diferentes formas penden sobre la mesa del comedor, la mesa del estudio y las mesillas de noche. Los tonos pastel utilizados en las mesas auxiliares, la ropa de cama y los cojines proporcionan notas de color, y las sillas de madera del comedor aportan un toque de calidez al interior que de otra manera resultaría más frío.
Para más información visiten: Tai & Architectural Design