domingo, 27 de mayo de 2018

Batidoras

Una batidora es un electrodoméstico de los llamados “de gama blanca” compuesto por un brazo que permite acceder a los alimentos a ser preparados en cualquier envase, una cuchilla y un motor cuya menor o mayor potencia de funcionamiento permitirán hacer más o menos elaboraciones.
Hoy las batidoras son capaces de hacer múltiples funciones como picar, trocear, amasar, moler o licuar, como verdaderos robots de cocina.
Las batidoras son hoy una herramienta imprescindible en cualquier cocina. Pero la gama de modelos y tipos de batidora es enorme. ¿Cómo elegir bien la que necesitamos? Una cocina moderna, por modesta que sea, no puede prescindir de una herramienta tan útil como una batidora.
Aunque en el mercado hay modelos que combinan las funciones de batidoras, licuadoras y otros pequeños electrodomésticos, estos son los tipos de batidoras más frecuentes que podemos encontrar:

Batidoras de vaso

Las batidoras de vaso poseen un vaso o recipiente en cuyo interior se encuentran las cuchillas que se encargan de batir y trocear los alimentos. Este vaso suele tener una gran capacidad, normalmente de 1 litro, y se utilizan sobre todo para productos líquidos (zumos, sopas, gazpachos…). Al tener un uso más específico, mucha gente no las considera un electrodoméstico básico ni imprescindible en la cocina.

En el mercado tiene modelos básicos pequeños y muy baratos como esta batidora Rusell Hobbs de 30 euros, pero tan solo 300 vatios de potencia, aunque muy apreciada por sus compradores.

Y también batidoras de vaso más completas para batir, picar y cortar, como esta Philips Avance con vaso de vidrio de 2 litros, 900 vatios de potencia, 4 kilos de peso y función específica para picar hielo. Se vende por unos 120 euros.

Batidoras de varilla, de mano o de brazo

Las batidoras de varilla o de mano no llevan ningún vaso incorporado, aunque sí como accesorio, así que podemos utilizarlas donde las necesitemos sin esfuerzo: en un cuenco, en una olla, en una cazuela, etc. Llevan incorporados muchos complementos como varillas, un picador de hielo y un vaso, de capacidad inferior al de las batidoras de vaso (entre 0,5 y 0,7 litros de vaso). Algunos modelos son sin cables (inalámbricos), lo cual resulta muy práctico para trabajar en la cocina al no molestar el cable mientras se trabaja.

En comparación, el precio de estas batidoras suele ser un poco más bajo que las de vaso, oscilando entre los 30 y los 50 euros.

Por unos euros más se puede encontrar el mismo modelo pero con más accesorios, lo cual la hará más interesante.
Estas batidoras suelen pesar cerca de un kilogramo y tienen una potencia de hasta 1000 vatios. Su brazo es desmontable y lavable y tienen varias velocidades de funcionamiento (con distinta potencia) para poder triturar las distintas texturas de alimentos (mayonesas y salsas, purés de verduras, hielo, etc.).

Robot de cocina multifunción

Un robot de cocina es un aparato con múltiples funciones dentro de las cuales la de batidora, que hace prácticamente de todo: ralla, pica, tritura, amasa y cuece. También muelen, pulverizan, trocean, emulsionan, montan, sofríen, cuecen al vapor, elaboran caldos, pesan (incluyen una balanza de precisión) y tienen función turbo.

Su tamaño es mucho mayor (vaso metálico de unos 2 litros de capacidad), pesan más, tienen una potencia elevada (unos 1600 vatios) y solo resultan prácticos para cocinar en grandes cantidades. Además, su precio es casi diez veces mayor que el de las batidoras de mano.

Vía: Consumoteca