miércoles, 28 de marzo de 2018

Conozca Medly, la farmacia de barrio que decidió invertir en su diseño interior y resultó espectacular

¿Quien dijo que una farmacia no podía ser hermosa? Si es cierto que en términos cualquier espacio comercial puede llevar a tener un diseño muy atractivo, la realidad nos ha mostrado que casi siempre, las farmacias se caracterizan por ser, digamos, horrendas. Esto era antes de que los dueños de una pequeña farmacia de barrio en la zona de Brooklyn, Nueva York, decidieran invertir en el "look and feel" de su local comercial.
Medly se ha convertido de repente en un referente de diseño con unas líneas minimales, colores relajantes y un estilo propio de diseño interior que nos lleva a años luz de lo que estamos acostumbrados cuando entramos a una farmacia. El proyecto estuvo a cargo del despacho Sergio Mannino Studio que se ha enfocado a darle su sello e identidad propia a una marca. En efecto, más allá de simplemente redecorar o cambiar colores, el despacho de diseño se ha enfocado a crear una verdadera identidad.
Los tonos generales son más bien fríos con una gama de verdes que nos genera cierta paz interior. Tratándose un espacio al que acudimos, por lo general, cuando estamos enfermos, el ambiente de la farmacia Medly es ciertamente un poco "hospitalario". Sin embargo con una estética general muy moderna y refinada el ambiente se asemeja más al de una recepción de un hotel boutique que de una farmacia. El piso retoma los mismos colores y las formas verdes se inspiran en el logo de la farmacia. La combinación de todos los elementos nos lleva por un viaje visual muy interesante ya que nos aleja de cualquier concepto de dolor, medicina o enfermedad
Un imponente mostrador de cemento aparente hecho a la medida se presente como un tótem que nos espera al fondo del local. El cemento expone sus venas que recuerdan cierto toque natural como si fuera un ser viviente. Para que la espera sea más placentera y darle ese estilo de diseño moderno contemporáneo, unos sillones de cuero y estructura tubular nos recuerdan aquellos creados por Le Corbusier, toda proporción guardada, aportando un indiscutible toque elegante.
Para más información visiten: Sergio Mannino Studio
Vía: Decoesfera