domingo, 28 de diciembre de 2014

Piscinas más seguras en invierno con la nueva cubierta extraplana y sin raíles de Abrisud

Hace ya 10 años que Abrisud revolucionó el mercado de las cubiertas extraplanas con el primer modelo motorizado. Para celebrar este el 10º aniversario de esta cubierta, presenta un rediseño de este clásico modelo que supone la entrada a una nueva generación de cubiertas. La Nueva Cubierta Motorizada Abrisud es el primer modelo extraplano del mercado sin raíles. Un significativo avance en términos de confort y seguridad que recientemente fue presentado en el Salón de la Piscina y el Spa de París. ​
La estructura móvil de la nueva cubierta extraplana se fija al suelo con un sistema de imanes que ofrece una seguridad adicional en caso de vientos o fuertes temporales. Este innovador método se acciona a través de un mando a distancia y los módulos se desplazan a lo largo de su estructura lateral gracias a un sistema magnético integrado por imanes planos que permiten el avance constante de la cubierta a una velocidad que permite el cierre o apertura de un modelo de 5 módulos en menos de 2 minutos.

Este nuevo modelo conserva el espíritu de la cubierta clásica motorizada extraplana todos los módulos tienen la misma anchura. Giran y se apilan automáticamente unos sobre otros al final de la piscina para ganar espacio. A diferencia de los demás modelos motorizados que se basan en un funcionamiento telescópico, esta cubierta, una vez apilada, ocupa poco espacio en el suelo. Es una cubierta camaleónica que se funde con el jardín y se eclipsa automáticamente con un simple clic.

Además, la cubierta motorizada Abrisud ha recibido un trofeo de Oro FPP de la Federación de Profesionales de la Piscina, en la categoría de Cubiertas de Piscina, por la reciente obra realizada en Francia en un domicilio particular que integra la cubierta extraplana Abrisud en una bella estructura de piedra, permitiendo que la instalación desaparezca de la vista cuando no se está utilizando.

Para más información visiten: Abrisud 
Vía: Decoesfera