domingo, 28 de diciembre de 2014

Ideas para pintar una habitación infantil

Como sabe, las paredes juegan un papel muy importante en las estancias. Por eso, debemos tenerlas muy en cuenta a la hora de decorar el hogar, especialmente cuando se trata de habitaciones infantiles. Por suerte, existe una forma económica y rápida de cambiar el aspecto de los dormitorios de los más pequeños de la casa. Sí, ha acertado, nos estamos refiriendo a la pintura, con la que podemos hacer grandes cosas.

Así, hoy queremos ofrecerle una serie de ideas para pintar habitaciones infantiles. Desde luego, le resultarán de gran ayuda si tiene pensado darle un toque diferente a la habitación de su pequeño, así que no se lo pierda.
Paisajes
La primera idea que vamos a proponerle es que utilice la pintura para recrear paisajes en las paredes, lo que estimulará la imaginación del pequeño. Así, podrá optar por prados, bosques, fondos marinos, nubes blancas…

Otros dibujos

Si los paisajes no le acaban de convencer, también podrá pintar otro tipo de dibujos. Por ejemplo, es una gran idea que opte por personajes o escenas de cuentos, aunque puede que a su pequeño le guste más la idea de contar con su personaje de dibujos favoritos en la pared. Además, los animales siempre quedarán bien en las habitaciones de los más pequeños. Eso sí, si se trata de una habitación de bebé, es mejor optar por dibujos como los ositos, conejitos, estrellas, nubes y otros elementos de la naturaleza. Por supuesto, también podrá optar por las típicas cenefas. Las encontrará de todo tipo: elegantes, divertidas, coloridas…

Mapas

Una idea genial para los niños más aventureros y para los que ya van alcanzando la adolescencia es pintar un mapa en la pared. De hecho, es algo que se está poniendo muy de moda en las habitaciones infantiles. Lo más normal es encontrar mapas del mundo, aunque podrá dibujar el que le apetezca.

Paredes lisas

Si la idea de pintar dibujos en la pared no le convence, siempre puede optar por pintar las paredes lisas. Además, hay que tener en cuenta que este tipo de colores podrán permanecer en las paredes a pesar de que sus hijos vayan cumpliendo años, ya que no resultan tan infantiles. Lo más sencillo es optar por una tonalidad neutra y luego darle color a las paredes con cuadros, muñecos, vinilos u otro tipo de decoraciones. Por supuesto, también podrá pintar las paredes con colores más alegres y atrevidos, aunque le recomendamos que opte por tonalidades claras en estancias pequeñas o con poca luz natural.

Pintura de pizarra

Por último, vamos a proponerle que pinte las paredes de la habitación infantil con pintura de pizarra, una idea que apasionará a los más pequeños de la casa, ya que les permitirá poder pintar en las paredes siempre que quieran, lo que estimulará su creatividad. Lo mejor de todo es que la pintura de pizarra que ofrecen la mayoría de las marcas es inofensiva para los niños. Eso sí, si se trata de una estancia pequeña o con poca luz natural, lo mejor es que utilice este tipo de pintura solo en una pared de la habitación. Por otro lado, también es buena idea pintar tan solo la mitad inferior de las paredes, que es la que los más pequeños de la casa van a utilizar para pintar. Además, debe tener en cuenta que hay marcas de pintura que ofrecen pintura de pizarra en diferentes colores, así que no le costará encontrar una tonalidad que combine con el resto de la decoración.

Vía: Decorablog