viernes, 28 de noviembre de 2014

Iván Malagón Clinic por Touza Arquitectos: forma y función en armonía

Touza Arquitectos ha sido el estudio encargado del proyecto de arquitectura e interiorismo de la clínica que el odontólogo Iván Malagón ha abierto recientemente en Madrid. De estilo contemporáneo e inspiración orgánica, la clínica está ubicada en un edificio elegido tanto por su inmejorable ubicación (en plena “milla de oro”), como por su enorme importancia arquitectónica: el Edificio Girasol, obra emblemática del arquitecto catalán José Antonio Coderch, catalogada por su singularidad dentro del patrimonio arquitectónico de Madrid.


El diseño de la clínica se estructura en dos áreas en las que “conecta la arquitectura y la naturaleza, conformando el eje central del espacio como si del curso de un río se tratara. Alrededor de este núcleo central, conectan espacios semi-abiertos que pueden ser vistos a través de aperturas en las paredes, creando una sensación de sorpresa en el visitante. Como resultado, cualquier persona jamás se siente encerrada en un habitáculo y las formas quebradas y asimétricas identifican una sensación de movimiento, como el dinamismo de un cuerpo humano”, como explica Iván Malagón.
Uno de los objetivos de Malagón y del equipo de Touza Arquitectos era que este nuevo espacio fuera un referente no sólo por su diseño, sino por su calidad constructiva, eficiencia energética y respeto medioambiental. Por todo ello, se han incorporado en el diseño de las instalaciones sistemas de iluminación de bajo consumo tipo LED, gestión domotizada para ahorro energético, mecanismos de reducción de consumo de agua, etc.
Por otra parte, el mobiliario de recepción, estanterías y meses de despachos, sofás de sala de espera han sido diseñados a medida por Touza Arquitectos. También se ha realizado una cuidadosa selección de materiales. Todos los pavimentos, alicatados, sanitarios y griferías de la clínica han sido elegidos dentro del amplio catálogo que Porcelanosa Grupo (Noken, Systempool, Krion, Urbatek) ofrece para este tipo de actividades que exigen una máxima calidad y durabilidad.
Para evitar la frialdad que durante mucho tiempo ha caracterizado este tipo de establecimientos, se han combinado elegantes tonos claros (lacados y pinturas de un suave tono champagne para evitar el clásico “blanco de hospital”) en contraste con materiales más oscuros (como las estanterías de wengé o el pavimento Pure Brown nature de Porcelanosa). Este pavimento se ha utilizado para toda la clínica consiguiendo una sensación de uniformidad. Además, los revestimientos son de la serie Golden Glass de Porcelanosa y los sanitarios y griferías de toda la clínica son de esta misma firma, destacando los de la serie Arquitect de Noken.
Para más información visiten: Touza ArquitectosPorcelanosa Grupo