lunes, 27 de octubre de 2014

Decorar paredes con pinturas térmicas que cambian de color



Existen pinturas de muchos colores, de texturas, pintura pizarra para poder escribir sobre ella con tiza e incluso pintura magnética que está imantada y así puede poner imanes o lo que se le ocurra que esté imantado, pero aún hay mucho más en pinturas. Me refiero a las pinturas térmicas que cambian de color según la temperatura que haga o reciban, parece increíble pero así es y sin duda el resultado de pintar con estas pinturas las paredes puede ser todo un atractivo para su hogar.



Las pinturas térmicas que cambian de color lo harán cuando exista alguna variante de temperatura, de este modo podrá obtener información de cuándo el entorno está frío o caliente. Este tipo de pintura en nuestra sociedad se presenta de muchas maneras diferentes gracias a su uso y a las características que tiene utilizándose por ejemplo como puertas antifuego, automóviles, radiadores, equipamiento doméstico, señalización para saber si hay hielo en la carretera, pero ¿y para las paredes? ¿Sería posible?

Pintura que cambia de color

Normalmente se utiliza este tipo de pintura para superficies que son innaccesibles porque ayudará a saber qué temperatura tiene en un momento determinado. Si quiere utilizarlo en casa deberá primero aprender las prestaciones que le ofrece, las variantes de color que tiene y además poder valorar dónde y para qué quiere utilizarla en su hogar.

Antes de pintar con este tipo de pintura tendrá que saber la temperatura que hace normalmente en la estancia donde la quiere utilizar y escoger una pintura que no supere ese valor (cada tipo de pintura térmica que cambia de color tiene una temperatura de trabajo específica) de esta manera se asegurará que la pintura no cambiará de color erróneamente según sus necesidades.

Tendrá que tener algunas cosas en cuenta

El cambio de color deberá ser calibrado por un profesional y de este modo podrá aprender el cambio de color real que tendrá en sus paredes. Para saber exactamente el tipo de pintura que necesitará deberá saber qué tipo de superficie tiene que pintar (cemento, madera, metal, etc) y cuál es la temperatura de cambio de color que necesitará y la temperatura de la pared a pintar en situaciones normales.

Ventajas de las pinturas térmicas que cambian de color

Estas pinturas le ofrecen algunas ventajas como por ejemplo que le ayudarán a entender las variaciones de temperatura en su hogar, verá claros contrastes en los colores, es resistente al vapor y al agua (ideales para el cuarto de baño) y además no requieren aditivos para que funcione.

Un ejemplo de esta pintura es una denominada Eclipse Color Changing Paint que se trata de un reactivo al calor que puede cambiar de color mezclándolo con otros colores.

Vía: Interiorismos