domingo, 26 de octubre de 2014

Antonia, la más elegante y sofisticada de Milán.

El arquitecto milanés Vincenzo De Cotiis firma este proyecto emblemático en el centro de Milán. Antonia es una boutique donde todo es distinción y en la que cada detalle se ha estudiado para dotarla del carácter casi aristocrático que deseaba el cliente. Un proyecto con una prerrogativa más: el concepto de interiorismo debía integrarse en el contexto ornamental e histórico del edificio.
La propuesta de De Cotiis ha consistido en hacer que todos los espacios de la tienda tengan una arquitectura diferente, lo que ha tenido a su vez gran relevancia a la hora de seleccionar las luminarias adecuadas. De ello se han encargado los lighting designers de Black Out.
“La idea de lo efímero es un tema omnipresente, incluso en la moda, también reflejado en la arquitectura elegante y delicada de esta boutique de lujo, donde las recientes colecciones de moda de las firmas de prestigio están presentadas en un entorno de mármol, vidrio, superficies de espejos y paredes de piedra restauradas“, explica el arquitecto.
Antonia es una boutique de alto standing, que ha querido diferenciarse de su competencia en la zona con un espacio atrevido. La arquitectura de altos arcos de medio punto y las líneas geométricas perfectamente definidas crean un contraste muy potente con las paredes parcialmente inacabadas.
El objetivo del interiorismo también ha sido atraer al transeúnte. Ello se ha conseguido con unos espacios que transmiten exclusividad y que se han realizado con materiales de alta calidad.
Black Out, como lighting designers del proyecto, han optado por productos de Erco para la parte de la iluminación técnica. Los proyectores Optec Led y downlights Quintessence Lec resaltan las texturas de los lujosos materiales de este edificio histórico, enfatizando su arquitectura y singularidad. Por su parte, una iluminación de acento sobre los expositores llama la atención del visitante, dirigiéndolo por el interior de la boutique.
Como curiosidad, algunas de las herramientas de iluminación de Erco han sido utilizadas de una forma inusual, transformando el sistema de sonido instalando altavoces en el cuerpo de la luminaria, por el expreso deseo de los lighting designers Black Out. De esta manera quedan perfectamente integrados la iluminación y el sonido.
Las zonas de falso techo se han solventado con downlights Quintaessence LED, flood o spot en función de los materiales y necesidades. En los espacios donde no ha sido posible utilizar luminarias empotradas, se ha elegido una solución de luz similar con la combinación de raíl electrificado y proyectores Optec LED flood y spot.

Vía: diarioDESIGN