lunes, 22 de abril de 2013

Madera de Pinotea

El término “Pinotea”, se origina en la forma que los indios del sudeste Norteamericano denominaban a algunas especies de pino debido al alto contenido de resina de sus maderas y que se utilizaban, entre muchas otras aplicaciones, para la elaboración de antorchas (“pine-tea” o “pino-antorcha”).

 
En este grupo de pinos encontramos cuatro especies dominantes: Pinus elliottii (Slash pine); Pinus taeda (Loblolly pine), Pinus echinata (Shortleaf pine) y Pinus palustris (Longleaf pine), a esta última familia pertenece el Heart pine (Pino del corazón), al que localmente llamamos Pinotea.
El tronco del pino está compuesto por madera blanda (sapwood) y madera dura (heartwood). La madera blanda o sapwood está formada por la madera mas joven que conforman los últimos anillos de crecimiento del árbol, son las capas exteriores del tronco que terminan en la corteza y es el espacio por donde circula la savia. Esta madera tiene una menor densidad que el centro del tronco y su color es mas claro. La madera dura o heartwood es el corazón del tronco formado por la madera mas añeja, de coloración más oscura, en el que los anillos de crecimiento son muy finos y lucen “apretados” lo que se traduce en una madera de mayor densidad y gran resistencia.
El Pinus palustris es la variedad que en su composición presenta el más alto porcentaje de Heartwood vs Sapwood, y por esto se lo denomina Heart Pine, Pino del Corazón, y localmente Pinotea.
La madera pinotea que conocemos comienza en los bosques vírgenes del sudeste de los Estados Unidos, éstos se extendían a lo largo de la costa atlántica desde Virginia hasta Texas y se internaban en el territorio hasta los 250 km, cubriendo una superficie de más de 500.000 km2. Muchos de éstos árboles superaban los 50 metros de alto y su edad se encontraba entre los 150 y 400 años.
Debido a su belleza y a su enorme fuerza estructural, la Pinotea desempeñó un papel importante en el desarrollo de la Construcción durante la Revolución Industrial. Se la utilizó extensivamente para la construcción de viviendas, fábricas, edificios en las ciudades, y fabricación de muebles. La escasez de madera en Europa y el crecimiento explosivo de la demanda para abastecer el desarrollo de la Industria y las Ciudades, motivo que grandes cantidades de Pinotea se exportaran a Europa y el resto de América. A mediados del siglo XIX los grandes bosques de Pinotea se habían reducido a sólo el 3% de su superficie original y todos sus árboles habían sido procesados para abastecer la demanda aún creciente.
El lento crecimiento del árbol de Pinotea respecto de otras variedades, es la razón por la que no se la consideró para continuar su explotación comercial. En la actualidad es posible conseguir pequeñas cantidades de Pinotea “nueva” producida de árboles de 70/80 años, pero dista mucho de alcanzar la belleza, el color y la historia que nos ofrece la Pinotea Clásica, obtenida de los añejos árboles de los bosques vírgenes.
El cipresillo, pinotea, o pinillo (Podocarpus guatemalensis) es una especie de conífera de la familia Podocarpaceae.
Es endémica de Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Venezuela.
Alcanza hasta 30 m de altura y 80 cm de diámetro, copa estrecha, fuste recto, corteza pardo-rojiza, escamosa, ramas finas. Hojas simples, alternas, lanceoladas, 6-10 cm de largo y 1-1,5 cm de ancho, con su nervadura central compresa hacia la cuña de su base y angosta en el ápice, las hojas de ramas viejas son 1-2 cm más pequeñas de largo y de ancho. Flores dioicas (raramente monoicas), las masculinas solitarias o agrupadas en las axilas de las hojas, pedunculadas; las femeninas solitarias, axilares, pedunculadas. No se observan conos masculinos, los femeninos, cilíndricos, axilares, pedúnculo de 3 mm de longitud. Semillas elípticas, 6-9 mm de largo, 5 mm de ancho, con cresta cónica.
Está amenazada por pérdida de hábitat. Incluida en la lista de plantas amenazadas y poco comunes de Costa Rica (IUCN, 1988). Se encuentra protegida en el Área de Conservación Osa (Estación Biológica Marenco) y Área de Conservación Guanacaste (Parque Nacional Rincón de la Vieja).
Es la única especie nativa de tierras bajas y clima húmedo a muy húmedo, en altitudes entre 50-1.500 msnm, y precipitación superior a 2.500 mm/año
Vía: Wikipedia