viernes, 27 de abril de 2018

Elegante y sobrio vestíbulo de un edificio de oficinas por Frederic Perers

OFICINAS NUMANCIA:
El interiorista Frederic Perers se encargó del diseño de este elegante vestíbulo, ubicado en un edificio de oficinas en Barcelona en el que trabajan diferentes compañías. Este hecho condicionó el proyecto de diseño, que tuvo que ser lo bastante neutro para que las diferentes empresas “pudieran hacérselo suyo”, explica al diseñador.
A la hora de realizar el proyecto, la idea no fue dotar al espacio de una identidad nueva, sino recurrir a los elementos ya existentes en el propio edificio. Uno de estos elementos es el cielo raso, que se encarga de personalizar la entrada y que sigue el despiece de la fachada, haciéndola entrar literalmente en el interior del edificio. El techo, que mantiene el mismo tono oscuro que el exterior, acoge una trama de puntos de luz que confieren un aspecto tecnológico al espacio y proporciona una luz muy homogénea sobre el pavimento en tono gris.
El módulo del conserje se ha tratado como un elemento independiente, colocado sesgadamente con el fin de acompañar el recorrido hasta los ascensores. Este elemento, al igual que el banco, se ha realizado en madera de roble, proporcionando una nota cálida al vestíbulo en un tono perceptiblemente más claro.
Al fondo del espacio, el directorio de empresas se ha concebido como un conjunto de tres monolitos de aluminio con los textos serigrafiados en negro. A su izquierda la zona de los ascensores tiene un falso techo espejado, que duplica la altura del espacio. En este espacio, se ha utilizado un aplacado de color oscuro para las paredes, únicamente salpicado por una iluminación puntual empotrada”, concluye Frederic Perers.

Para más información visiten: Frederic Perers