miércoles, 16 de diciembre de 2015

Pinturas caseras y naturales para decorar


En muebles, accesorios, paredes y techos, la pintura es un básico de la decoración en cualquier ambiente. Por eso hemos querido dedicar este artículo a uno de los grandes protagonistas de la casa: el color. En cualquier comercio especializado podemos adquirir pinturas de infinidad de marcas y de una amplísima variedad cromática.

Sin embargo, las tendencias actuales apuestan por las pinturas naturales, libres de productos químicos, para una decoración sostenible y saludable. ¿Qué le parecería hacer pintura casera ecológica? Desde aquí nos sumamos a las tendencias verdes con unas ideas que no se puede perder.

Pintura casera a base de leche
La pintura a base de leche es muy fácil de fabricar. Una opción mucho más ecológica y saludable para cualquier habitación de la casa. Los ingredientes que va a necesitar para hacerla son los siguientes:

– 2 tazas de leche (entera, semidesnatada o desnatada)
– 1 cucharada de vinagre
– 150 gramos de tiza
– 1 vaso de agua fría
– Pigmentos vegetales para dar color

¿Ya tiene todo lo necesario? El primer paso será obtener la cuajada de leche. Para ello debe calentar las 2 tazas de leche mezclada con una cucharada de vinagre, pero sin que llegue a hervir.
Cuando la leche haya cuajado tendrá que quitar los restos amarillentos producidos al calentar. A continuación deposite la leche cuajada encima de una tela y déjela reposar durante toda la noche. Una vez transcurrido ese tiempo, tendrá una pasta similar a la de un yogurt.

El siguiente paso será mezclar 150 gramos de tiza en un vaso de agua fría y esperar a que espese. Entonces podrá añadir los pigmentos vegetales para dar color a nuestra pintura.

El último paso será mezclar todos estos ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Si quiere conseguir un acabado más profesional, pruebe a añadir una cucharadita de aceite.

Pintura casera a base de patata

Otra receta para hacer pintura casera natural, ecológica y saludable es a base de patata. Lo primero de todo, los ingredientes:

– 150 gramos de patata (de cualquier tipo)
– 1 taza y media de agua
– 150 gramos de tiza en polvo
– 1 vaso de agua fría
– Pigmentos vegetales para dar color

Empiece por cocer los 150 gramos de patatas sin la piel hasta obtener un puré. Después tendrá que añadir 1 taza y media de agua hirviendo y mezclar muy bien.
Por otra parte, tendrá que mezclar los 150 gramos de tiza en polvo en un vaso de agua fría. Esperar a que espese y agregar los pigmentos de color. Mezcle muy bien ambos ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.

El último paso será mezclar todos los ingredientes hasta lograr la pintura casera. Como en la receta anterior, si quiere conseguir un acabado más profesional e impermeable, no olvide añadir una cucharadita de aceite de cualquier tipo.

Puede utilizar esta pintura para decorar la casa, desde paredes hasta muebles y accesorios. Las pinturas que suelen vender en los comercios están fabricadas con ingredientes químicos que hacen que sean poco ecológicas y recomendables para la salud. Así que nuestras propuestas de pinturas naturales son una estupenda opción.

Ventajas de las pinturas caseras y naturales

Las pinturas sostenibles, a base de ingredientes naturales, se han puesto muy de moda, ya que son menos peligrosas para la salud.

Con la pintura casera y natural las paredes transpiran. Esto hace que la humedad que se acumula en el ambiente circule mejor. Además, no provocan esos molestos y nocivos olores como sucede con las pinturas convencionales, que nos impiden respirar.

Otra ventaja es que podemos personalizar nuestra propia pintura, cuya fabricación es sencilla y sostenible. Lo que quiere decir que es respetuosa no solamente con nuestra salud, sino también con el medio ambiente.

Vía: Decorablog