miércoles, 16 de diciembre de 2015

Apartmento Plywood por Alexey Rozenberg

El espacio interior se compone de un hall de ingreso, corredor, sala y cocina, además de un pequeño baño separado.


La sensación de unidad se alcanza a través de la técnica de decoración común. Esta técnica utiliza dos materiales básicos que son distribuidos a lo largo de los planos, en concordancia con el concepto de antigravedad: el techo y algunas paredes presentan un acabado en madera laminada, mientras que otras paredes y los suelos tienen un acabado en baldosas.

Ambos materiales son similares en color y un marco metálico negro se les sobrepone en la parte superior. El metal tiene funciones tanto decorativas como estructurales: sirve como la base para el mobiliario de cocina, instalaciones, lámparas y las divisiones de vidrio.
El volumen de baño para invitados está hecha de baja altura, similar a la sensación que produce un horno holandés. El corte de sus baldosas promueve esta asociación. El baño de invitados contribuye a la zonificación sin dividir completamente el espacio, manteniendo la sensación general de aire.
La cocina se eleva en un podio, lo que crea un espacio de almacenamiento debajo. Una caja contenedora se ubica sobre el borde del podio -para ser fácilmente utilizada desde la cocina- creando una sensación de confort y privacidad en el área de sillas.
La madera laminada de árboles coníferos fue elegida conscientemente como material de acabado: inconclusa, con calidad en la construcción y de textura áspera; cubierta luego de múltiples capas de aceite coloreado y frotada en ellas para que la superficie luzca pintoresca.
Las baldosas fueron seleccionadas bajo el mismo principio de coloreado pintoresco. La iluminación se configura de acuerdo a la variedad de escenarios posibles. Todas las instalaciones están diseñadas por el arquitecto y están hechas de metal negro.

Para más información visiten: Alexey Rozenberg