domingo, 22 de noviembre de 2015

The Duck and Rice por Autoban, excentricidad neo-victoriana en el Soho londinense.

Autoban, estudio ubicado en Estambul, se ha encargado del diseño de un nuevo pub-restaurante en el Soho londinse llamado The Duck and Rice. Un local con reminiscencias a la decoración Victoriana y cuyo dueño es un reputado restaurador en Reino Unido, Alan Yau. El estudio turco nos ha sorprendido con su desaforada estética y su superposisicón de recursos y estilos, algo muy distinto a lo que conocemos de ellos. Eso se llama realmente ‘cumplir con el briefing‘ del cliente.

El local es un pub con cocina china que se divide en dos niveles donde Autoban se ha dejado llevar de lo lindo con una interpretación expansiva de la decoración victoriana y arrastrándola hasta niveles contemporáneos y con toques asiáticos. Todo un mix de formas geométricas, colores, materiales, mobiliario y más.
Los patrones geométricos nos dan la bienvenida ya desde su fachada de vidrio y nos acompañan en el interior, en los separadores de espacios metálicos que logran crear pequeños espacios. Opacidad, transparencia, y comunicación con el entorno. Por ejemplo, en los meses más calurosos, las ventanas del nivel superior pueden abrirse hacia Berwick Street, donde hay un bullicioso market diario.
Una espectacular escalera de hierro fundido conduce a la primera planta, que cuenta con un comedor informal que ofrece un menú de clásicos del estilo de Hong Kong reinterpretados.

En el piso principal, cuatro brillantes barriles de cobre saludan a los visitantes en la entrada, recordándonos que seguimos estando en Londres y que esto es un pub donde beber buena y variada cerveza. Le sigue una gran barra de mármol y una composición de asientos altos y bajos, algunos colocados cerca de la chimenea y otros cerca de estufas de leña que pueden moverse. Autoban ha diseñado a medida el mobiliario y también la iluminación.

Calidez y hospitalidad, sí, pero también sofisticación y superposición de patrones, estampados y materias. Algo así como un horror vacui del s.XXI. Motivos florales en azul y blanco cubren las paredes y se repiten en algunas secciones del techo y nos recuerdan a la conocida tradición porcelánica china de la dinastía Rang.

Para más información visiten: Autoban
Vía: diarioDESIGN