jueves, 17 de noviembre de 2016

Bodas con luz: ideas de iluminación para bodas al aire libre.

En esta ocasión nos centraremos en la iluminación, un aspecto esencial en cualquier tipo de decoración que en el caso de las bodas puede envolver el evento en un halo mágico y fascinante al caer la tarde.
Para iluminar una boda de exterior de forma adecuada no hacen falta grandes dispendios ni una imaginación desbordante. Basta seguir estos consejos y emplear pequeños complementos lumínicos que a priori parecen muy simples pero que combinados de la forma adecuada son capaces de transformar por completo el espacio en que se celebre. Eso sí, se recomienda siempre emplear luz cálida (la que tiende más al amarillo que al azul) para generar un ambiente romántico.
El principal obstáculo que tenemos a la hora de aplicar la iluminación a una boda al aire libre es la ausencia de cables, enchufes y zonas electrificadas. Por ello en muchas ocasiones se recurre a complementos de iluminación “manual” (como velas, colgantes de cristal, madera o papel) o bien elementos con pilas o batería, que resultan perfectos para iluminar eventos durante unas horas, como ocurre precisamente en el caso de las bodas.
Veamos algunos tips para que pueda ir cogiendo nota.

Farolillos

Los farolillos los podemos encontrar en distintos formatos, tamaños y estilos. Pueden ir colgados de las ramas de un árbol (ya sean sueltos o en ramillete), o bien colocados en el suelo marcando el camino. Los hay de estilo tradicional, árabe, contemporáneo, en forma de jaula, de cristal o otros materiales. Y si prefiere algo más económico porque se lo ha gastado todo en el vestido, puede crear sus propios farolillos caseros reutilizando con botes de cristal y conseguirá un resultado de impacto sin afectar al bolsillo. Si en cambio prefiere algo más moderno y a la última puede optar por los conocidos como farolillos voladores que últimamente andan muy de moda…

Velas

Las velas son el elemento de iluminación exterior más empleado en bodas al aire libre, pues no necesitan electrificación. Además, la calidez de su luz y el movimiento de su llama genera un ambiente especialmente romántico de lo más adecuado para una boda mágica. Las velas tienen además la ventaja de que pueden emplearse de muy diversas formas: solas, en pequeños vasitos o en grandes fuentes de cristal para decorar el centro de mesa, en el interior de farolillos varios, sobre el agua… Una opción claramente recomendada incluso en combinación con una luz general.

Bolas colgantes
En la iluminación para bodas de exterior es muy común también el empleo de grandes objetos colgantes iluminados, especialmente bolas colgando de las ramas de los árboles o de estructuras móviles creadas al efecto que normalmente y en muchas ocasiones llevan iluminación LED incorporada, lo que permite dar un mayor ambiente y calidez al lugar a través de múltiples y pequeños puntos de luz.

Cadenas de luz

Si lo que quiere es conseguir una buena iluminación general sobre todas las mesas, las cadenas o tiras de luz son la opción perfecta. Puede colgarlas de un poste a otro abrazando todo el área de comedor y baile, rodear los troncos de un árbol o subirlas hacia las ramas. Su gran longitud permite iluminar grandes áreas, y su aire festivo como de verbena (elegante en este caso) resulta perfecto para una celebración como esta…

Bombillas

Con la nueva moda hipster o vintage, las bombillas se han convertido en un objeto fetiche a la hora de iluminar y decorar cualquier ambiente, y las bodas no escapan a su influencia. Ideales para actuar en múltiples combinaciones a distintas alturas, su presencia aporta mucha originalidad al ambiente y un toque chic a la vez que informal.

Mesas iluminadas

Una opción para dar un toque aún más original a su boda es elegir mesas iluminadas para la celebración del banquete, que siempre suele caer al atardecer. Este tipo de iluminación puede resultar espectacular especialmente si opta por varias mesas circulares y las recubre de tules o telas traslúcidas que repartan la luz por toda la superficie. Si además el sobre de la mesa lo elige de cristal, la luz pasará a la zona superior iluminando platos, copas y centros de mesa creando un efecto espectacular.

Iluminación LED

Finalmente no podíamos dejar de mencionar en toda boda con luz la iluminación LED, de plena actualidad gracias a su larga duración y ahorro de energía. Se trata de una iluminación muy sencilla, limpia y moderna, basada en pequeños puntos de luz que no obstante iluminan . Se pueden emplear tanto de manera individual como conjunta, y su instalación permite múltiples formas, ya sea horizontal, vertical o diagonal.

¿Más ideas?

Luces que marcan el camino, globos que iluminan carpas abiertas, velas decorando escaleras, jaulas iluminadas… Para un día tan importante en el que quiere cuidar todo detalle, la iluminación será su mejor aliada, aunque por supuesto, ninguna bombilla brillará tanto como la propia novia.

Vía: Decofilia