domingo, 26 de junio de 2016

Distribución de cocinas en U

Volvemos a la distribución de cocinas para tratar esta vez de uno de los tipos que más aprovechan los metros disponibles: la distribución de cocinas en U

Esta opción tiene como principales ventajas las siguientes:

Un aprovechamiento óptimo del espacio, dado que se utilizan los 3 muros disponibles de la estancia para colocar mobiliario (el cuarto se deja para la puerta, que deberá colocarse en el centro para poder colocar mueble a ambos lados)

Una circulación óptima, pues nos deja hueco libre en el centro pero a la vez resulta muy cómodo cocinar en ella, dado que permite la ubicación de un triángulo perfecto (en un muro se coloca el frigorífico, normalmente en la esquina; en otro la zona de cocción y en el tercero la zona de aguas). Además, suele permitir colocar una doble columna en altura utilizando los dos extremos de la U (ej. frigo + despensa ó frigo + columna de horno-micro).

Una ampliación de la superficie de trabajo, al disponer de más metros de encimera que ninguna de las opciones vistas anteriormente, muy útil para los cocinillas que siempre tienen mil salsas y cacharros y necesitan espacio para colocar todos los ingredientes y trabajar con ellos.
Sus inconvenientes (que también los tiene) básicamente se resumen en tres:

El principal, que nos deja 2 esquinas en lugar de una (como en las cocinas en L) o ninguna (como las cocinas lineales). Ya hemos comentado varias veces que las esquinas en la cocina son bastante engorrosas e incómodas y que inutilizan esa zona para colocar tanto una columna alta (frigo, horno-micro, etc) como un electrodoméstico fijo a su lado, lo que en cocinas pequeñas puede suponer un problema a la hora de colocarlos, sobre todo si no hemos metido la lavadora dentro del baño y debemos ubicarla en la cocina.

No es la más adecuada si se quiere colocar una zona office en la cocina (no hablamos de una barra de desayuno, que sí es posible, sino de una mesa como tal), porque sólo deja libre un muro y éste se necesita para la puerta. A veces, cuando la cocina es muy grande, podemos permitirnos colocar una mesa en el centro, pero aún así eso suele dificultar la circulación y por tanto son aconsejables otras opciones.

Tampoco es la más adecuada cuando el tendedero está ubicado en la cocina y necesitamos tender la ropa desde ahí… Al cubrir todos los muros de mueble de cocina, el acceso a la ventana requiere situarse ya a 60 cm de ella, lo que no es inconveniente para abrirla pero sí para tender.

Además, hay que tener en cuenta que en cocinas pequeñas esta opción resulta estéticamente algo más agobiante que las cocinas en L, pero claro, a cambio de un aprovechamiento mayor del espacio útil de almacenaje.

En resumen, la distribución de cocinas en U es una opción que tiene tanto partidarios como detractores, por lo que dependiendo de cómo sea su espacio y sus necesidades deberá evaluar si le cuadra más ésta o cualquier otra de las vistas hasta ahora o de las que nos quedan por ver.

Vía: Decofilia