viernes, 4 de mayo de 2018

Eficiencia energética: todo lo que debe saber

Seguro que en los últimos años ha oído cada vez más la palabra eficiencia energética. Si quiere conocer más sobre ella o está pensando en alquilar o vender su vivienda, le interesa.

En los últimos años la eficiencia energética ha ganado protagonismo y cada vez somos más 
conscientes de la importancia que tiene. Ya no son solo una serie de hábitos, sino que también es un método de fabricación de electrodomésticos y de construcción.
Si quiere ayudar al medio ambiente y ahorrar en la factura le recomendamos que lea todo lo que le contamos a continuación.

¿Qué es la eficiencia energética?

La eficiencia energética es el uso eficiente de la energía. La importancia de la eficiencia energética es debida a la cantidad de energía que desperdiciamos tanto en los hogares como en la industria. Ese alto nivel de consumo se traduce en contaminación y consecuencias fatales para el planeta. Además también se encarece la factura de energía por este derroche y mal uso.
Para ser eficiente hay que seguir una serie de hábitos que cuestan muy poco llevar a cabo y que más adelante le contamos. Además debemos adquirir electrodomésticos que consuman poco porque así sin darnos cuenta veremos como la factura desciende.
Ahora que sabe lo que es la eficiencia energética ya podemos profundizar más sobre ella y ya puede empezar a aplicar todos los consejos que le contamos.

¿Cómo se si mis electrodomésticos son eficientes?

Si está pensando en comprar un nuevo electrodoméstico y quiere que sea eficiente deberá prestar atención a la etiqueta energética. Esta etiqueta es una pegatina que se encuentra en todos los electrodomésticos e indica el consumo.

La etiqueta energética comienza en la letra A y acaba en la D. Siendo la A la más eficiente y la D la que menos.

Dentro de la letra A se diferencian tres subcategorías, A+, A++ y A+++.

Así que ya sabe, si busca la eficiencia energética escoja un electrodoméstico del tipo A y mejor todavía si es A+++.

Como podrá ver, no es difícil escoger un electrodoméstico eficiente.

Los fabricantes han tomado conciencia sobre este tema y la mayoría de los que ofrecen consumen cada vez menos.

¿Qué es el certificado de eficiencia energética? ¿Cómo lo puedo conseguir?

Al igual que un electrodoméstico, una vivienda también puede ser más o menos eficiente y lo sabremos fijándonos en su etiqueta energética. Esta indicará el nivel de eficiencia que tiene la vivienda en su conjunto dependiendo del funcionamiento del agua, gas, electricidad o la ventilación.

Esta etiqueta es muy similar a la que hemos presentado anteriormente.

Va de la letra A hasta la G, siendo la primera la otorgada a los edificios más eficientes y la G a los que menos.

Actualmente el certificado de eficiencia energética es obligatorio para realizar la venta o alquiler de la vivienda. Lo realizan empresas privadas especializadas en este ámbito y cuesta alrededor de 50€.

Varias prácticas para ser más eficiente energéticamente

Con tal solo un pequeño gesto se puede ayudar al medio ambiente y ahorrar en la factura.

Después de todo esto seguro que se está preguntando cómo puede ser más eficiente. A continuación le mostramos una serie de prácticas para conseguirlo. Si las lleva a cabo reducirá su consumo de energía y además el medio ambiente se lo agradecerá. Ya verá como es muy sencillo ser más eficiente:

En invierno suba las persianas en las horas de sol. De este modo entrará luz y calor y la casa se calentará de forma natural. Cuando tenga que encender la calefacción su casa ya estará unos grados más caliente que si hubiera tenido las persianas abajo, por lo que consumirá menos a la hora de calentarla.

Instale unas ventanas que aíslen del frío y del calor. Si sus ventanas están viejas y no aíslan bien lo mejor será que las renueve. Muy pronto amortizará el gasto ya que a pesar del desembolso que supone renovar las ventanas, su factura se minimizará.

Instale bombillas de bajo consumo. Su consumo es prácticamente insignificante y además tienen una vida útil mucho mayor que las de tipo convencional. Le recomendamos que a partir de ahora cada vez que se funda una bombilla en su vivienda la cambie por una de bajo consumo o Led.

Además de estas, hay otras muchas prácticas que podemos llevar a cabo. Como puede ver, con tan solo un gesto podemos ser mucho más eficientes así que no espere más e incluya estas prácticas en su vida diaria.