domingo, 29 de abril de 2018

La reforma clásica de Skylon Bar & Grill conecta espacios difíciles usando formas y materiales de última tendencia

Tras visitar un hotel existen espacios que quedan grabados en nuestras mentes ¿Recuerda aquel gran lobby? ¿Y el mobiliario que siempre deseó tener en casa? las impresiones que un hotel transmiten están hechas a posta, para atraer a la clientela y de camino llevarse un buen recuerdo del disfrutado conjunto.
Otras veces el hotel elegido puede no concordar con el estilo que más predomina en nuestras funcionales vidas, ¡pero gusta tanto!... que llega a hacernos cambiar de opinión sobre determinados tipos de decoraciones. Tanto es así que comienzan a interesarnos algo más otros estilos, aunque sólo los concibamos para formas de vida elitistas.
Si pensaba que el estilo clásico había sido desbancado por el contemporáneo acompáñenos en esta pequeña ruta por el Skylon Bar & Grill, el bar del Hotel Skylon de Dublin, en el que podrá comprobar cómo se unen materiales tradicionales con conceptos de última moda.
El reconocido estudio Project Architecs contrató a la arquitecta de interiores Audrey Gaffney para renovar el corazón del Hotel Skylon, su Bar & Grill, de excelente oferta gastronómica y con un carácter memorable. Cuando comenzaron con el proyecto tenían un gran espacio a dos niveles difíciles de trabajar con ellos. Una serie de asientos bloqueaban el acceso directo al bar además de ser algunos pequeños y otros excesivamente grandes. Habían pasado más de 25 años desde que el bar se reformó por última vez y era bastante anticuado. Las obras tardaron unas tres semanas hasta su finalización, mientras que los demás espacios del hotel Skylon permanecieron operativos.
Se estudió el espacio disponible y mediante simples cambios se pudo ampliar el número de asientos para los clientes hasta 120 plazas. También se eliminaron las divisiones del primer apartado o nivel quedando las áreas abiertas y conectadas. Sin lugar a dudas el mobiliario que más destaca en este bar son los asientos por sus originales tapizados, coloridos y formas.
También la iluminaria, por cierto, de actualidad plena, dorados, metales y pantallas globo de vidrio cuelgan de sus altos techos para dar elegancia. La madera tratada genera calidez real y las molduras unificadas y lacadas en el mismo color que las paredes de algunas estancias o reservados conectan los ambientes más espectaculares.
El estilo que Audrey Gaffney y su equipo vuelcan en el proyecto en un clásico elegante, asientos abotonados a modo capitoné se rodean de una gran cantidad de accesorios y detalles de latón, cristal, madera y detalles metalizados. El pavimento es madera de nogal colocado en forma de espiga que contrasta exquisitamente con un suelo cerámico, hidráulico tradicional. Todo combina y delimita el reborde para distinguir la barra del bar del resto de espacios. Además vemos como los colores en todo el bar se mezclan entre la riqueza de las piezas clásicas con tonalidades como el azul grisáceo, el rojo intenso o los marrones medios, todos ellos dan el carisma al bar del hotel Skylon.
La gran cristalera en la parte delantera del hotel completa la función de convertir a este bar, no sólo, en el uso exclusivo de sus huéspedes, ellas abren el negocio hacia el exterior, a la calle, al peatón que pasa y se decanta por tomar un café envuelto en un entorno clásico y armonioso.
¡Cuánto hemos comentado este invierno de terciopelos, lámparas doradas, tapizados a modo sofá Chelsea y suelos combinados! Lo tenemos claro. La tendencia 2018 se puede aplicar a la perfección tanto en ambientes puramente modernos como en los de estilo clásico, éstos que mostramos en imagen.
Audrey Gaffney con su conocimiento y experiencia, ha desarrollado y creado en este trabajo, originales interiores tradiconales, muy acordes con el estilo inglés. En este caso el Skylon Bar & Grill es todo un punto de bar para un hotel de cuatro estrellas situado a sólo diez minutos del aeropuerto de Dublin.
Su diseño de vanguardia es una guía de estilo elegante donde comprendemos que lo clásico caza con lo moderno y que los materiales más novedosos tienen cabida en atmósferas centenarias.

Para más información visiten: Audrey Gaffney
Vía: Decoesfera