sábado, 14 de noviembre de 2015

NAN Arquitectos evocan un horno tradicional en el Café Latorta de Pontevedra.

El estudio de arquitectura pontevedrés, NAN Arquitectos, es el autor de este acogedor establecimiento, ubicado en la misma ciudad. Café Latorta es un espacio en el que comprar o recoger, previo encargo, ‘la torta’ -un producto de repostería popular en esta zona del sur de Galicia-. También, por supuesto, puede degustarse en el local este dulce acompañado de un café o un refresco.

El establecimiento pertenece a una red de franquicias, en el que el único elemento a respetar era el logotipo, lo que dejaba plena libertad a los autores a definir el resto del diseño.
El proyecto partió de ideas relacionadas con el propio producto, de éxito, pero en el que prima la calidad, es de carácter local, y con un aspecto y forma muy definidos y característicos. De esta manera, se trató de que el diseño trasmitiese aspectos tradicionales y artesanales, apoyándose en elementos decorativos y constructivos de proximidad.
El concepto o hilo conductor alrededor del cual gira el proyecto, es hacer creer al cliente que está entrando en un horno tradicional. El tratamiento de la luz es el elemento principal que se ha utilizado para materializar estas sensaciones. Para ello se han introducido luces indirectas de color naranja, que evocan el fuego de los hornos tradicionales, donde se elaboraban artesanalmente este tipo de productos.
El color de base en el local es el blanco, al igual que en la torta, ya que el producto estrella es la nata. Al enfatizar el blanco como color de referencia, los autores han conseguido una asociación inmediata con el producto que se quiere identificar.
El material dominante es el pino gallego, elegido por su proximidad y para enfatizar el aspecto artesanal del producto. Este material se combina con el hormigón en diferentes acabados, para destacar su aspecto cálido y convertir el interior en un espacio acogedor.
Rastreles de madera multiplican en el interior la forma rectangular del marco de la carpintería exterior, tratando de trasmitir de esta forma la idea del crecimiento exponencial que este producto viene obteniendo en los últimos tiempos, asociándolo así al éxito como marca.

Funcionalmente, el local cuenta con una terraza o zaguán de entrada.

Al atravesarlo, el cliente se encuentra con un espacio de exposición de productos.

Esta zona de acceso, exterior e interior, cuenta con mesas altas que propician una mayor rotación de personas.

En el interior y en el espacio más recogido de la terraza se han dispuesto bancos corridos con mesas y sillas para disfrutar de una degustación de mayor estancia. En la parte trasera del local se ubica un espacio de almacén unido a la zona interior de barra, y también se encuentran los aseos.

Para más información visiten: Nan ArquitectosLatorta
Vía: diarioDESIGN