sábado, 14 de noviembre de 2015

Café Pause: gastronomía y cultura en un versátil espacio de Ippolito Fleitz.

Ippolito Fleitz, el estudio de diseño multidisplinar con sede en Stuttgart (Alemania), es el autor de la nueva imagen de Café Pause, un popular punto de encuentro situado en la cercana ciudad de Ostfildern. La reforma del local surge a partir del cambio de arrendatario. El Ayuntamiento de Ostfildern, que es el propietario del edificio, deseaba crear un espacio que además cafetería, contribuyese también a la difusión cultural.



De esta manera, el nuevo espacio debía de permitir la realización de pequeños conciertos por parte de una escuela de música cercana o espectáculos de cabaret. Por otro lado, los nuevos inquilinos, querían desarrollar un concepto de bistró con gastronomía de alta gama, lo que se refleja en el cuidado interiorismo.
El nuevo diseño combina la modernidad con un ambiente acogedor que garantiza la posibilidad de abordar un gran número de objetivos. Alrededor de una barra central se distribuyen diferentes tipos de asientos destinados a satisfacer las variadas necesidades y escenarios que ofrece este establecimiento a lo largo del día.
Los asientos de estilo diner dispuestos a lo largo del escaparate que da a la calle tienen un carácter más íntimo, mientras que las mesas del bar y los asientos alineados más libremente en el extremo opuesto se ajustan a un ambiente de cafetería de estilo más abierto.
El elemento más llamativo es un banco curvo tapizado que rodea dos columnas existentes en el centro del espacio.
Las mesas y asientos situados junto a la otra fachada se pueden desplazar fácilmente para transformar esta zona en un escenario temporal o liberar espacio para acceder a la terraza de verano.
Los muros que rodean la barra central están revestidos de tablones marítimos de pino blanqueado, material que se utiliza también para realizar el armazón de los asientos tipo diner y en los estantes situados sobre la barra.
El mostrador del bar, con su sofisticada mezcla de mármol blanco y tiras de latón sobre el frente de hormigón, se convierte en el protagonista del espacio. El revestimiento de azulejos azules y ocres del muro trasero aporta una nota de color al ambiente.
Esta paleta de color encuentra su continuidad en las paredes tapizadas, en el muro de la escalera de bajada y en las tapicerías de los asientos.

Para más información visiten: Ippolito Fleitz GroupCafé Pause
Vía: diarioDESIGN