lunes, 6 de octubre de 2014

Estudi{H}ac diseña el nuevo Cheese Bar de Poncelet en Barcelona.

Poncelet acaba de abrir otro Cheese Bar en Barcelona, la versión restaurante de esta conocida tienda de quesos de Madrid. Tras el éxito obtenido con la apertura en 2011 de su primer Cheese Bar en la capital española, Poncelet prueba ahora suerte en Barcelona de la mano de la cadena hotelera Meliá con un ecléctico proyecto de interiorismo realizado por Estudi{H}ac.

Ubicado en la planta baja del hotel Meliá Sarriá, el nuevo Cheese Bar de Barcelona cuenta con una inusual recepción: una biblioteca sobre el mundo del queso en un espacio lounge equipado con butacas Casta, diseño de Estudi{H}ac para Sancal, y una alfombra de lana realizada en exclusiva para el proyecto con los grafismos característicos de Poncelet.

Ya en el interior, el comedor y las diferentes zonas de degustación conviven entre sí con estilos muy diversos.

La zona más informal destaca por su atractivo jardín vertical.

Las plantas se han utilizado como recurso decorativo en varios puntos del local y también para separar ambientes. En este caso, sirven como delimitación de la zona más privada y acogedora del comedor con mesas de mayor tamaño para grupos.

La cava de quesos es uno de los elementos protagonistas del espacio, diseñada en forma de diamante y con materiales nobles como el roble natural para transmitir la idea de que en su interior se encuentra algo muy preciado.

La sinuosa barra de degustación ha sido realizada en Krion y cuenta también con dos zonas, una con taburetes altos destinada a tomar cócteles y otra más baja que además permite observar el trabajo de los maestros queseros.
Estudi{H}ac ha delimitado este espacio del comedor mediante un cambio radical de pavimento usando baldosa hidráulica que también ha sido personalizada con la gráfica de Poncelet.

Para más información visiten: PonceletEstudi{H}acSancal 
Vía: diarioDESIGN